La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

La restricción en los vehículos de carga propuesta por el alcalde Gustavo Petro, con el fin de mejorar la movilidad en fin de año, no cayó bien entre los transportadores.

De acuerdo con la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar) en principio dejarán de circular 200.000 toneladas de mercancías por día. El presidente de Colfecar, Jaime Sorzano afirmó que la orden afecta unos 10.000 vehículos de más de 7 toneladas que diariamente entran y salen por los denominados cordones intermedio e interno de Bogotá y que movilizan unas 200.000 toneladas diarias, de las cuales ingresan por dichos cordones unas 96.000 toneladas y salen 104.000 toneladas.

Además, aseguró que dicha medida se convierte en el mayor perjuicio para la economía porque no solo impacta los intereses de los transportadores sino de todo el comercio internacional por cuanto hay mercancías de importación y exportación comprometidas con la decisión del burgomaestre. “Este es un problema mayor porque estamos hablando de la distribución física nacional e internacional de mercancías con origen y destino en Bogotá”.