Unificar la base del IVA y eliminar las exenciones y beneficios del actual estatuto tributario, son algunos de los principios señalados

Adriana Carolina Leal Acosta

En el marco del seminario virtual "Más Allá del Impacto: Manejo de la Crisis y Recuperación" organizado por Anif, el presidente de la entidad, Mauricio Santamaría, explicó cuáles son los cuatro elementos que, a su juicio, deben tenerse en cuenta para reformar el sistema tributario, cuya discusión legal se tendrá que dar, de forma inevitable, antes de 2022, según confirmó el Minhacienda durante la exposición del Marco Fiscal de Mediano Plazo, hecha la semana pasada.

El primer punto es el de revisar las exenciones fiscales y beneficios tributarios, con el fin de eliminar las que no tengan sustento económico. "Se estima que estas exenciones y beneficios tienen un costo cercano a 8% del PIB. Afortunadamente, la Ley de Financiamiento creó una comisión  para estudiar los beneficios vigentes en el sistema tributario", señaló Santamaría.

Pues, cabe recordar, que hace dos semanas el Minhacienda emitió una resolución en la que elegía a los expertos internacionales que participarían de dicha comisión, la cual hará un análisis de las exenciones y una propuesta de reforma tributaria que tendrá que se entregada, máximo en abril de 2022.

Otra idea de Anif es amplia la base de personas naturales contribuyentes y que, a suvez, el impuesto a la renta sea progresivo. La razón es que en el país solo 4,5% de la población económicamente activa paga imporrenta, "lo que lleva a que este pago se recargue en 20% personas naturales y 80% en las empresas", precisó el economista, quien agregó que avanzar en ese punto requiere formalizar más trabajadores y empresas.

Además, proponen unificar la base del IVA, incluyendo las exenciones de la canasta familiar, pues señalaron que la falta de progresividad de este impuesto se está corrigiendo con el mecanismo de devolución del IVA que ya se está implementando.

Finalmente, señalan que es necesario crear un nuevo estatuto tributario, en vez de seguir reformando el que está vigente y data de 1989, incorporando los principios mencionados anteriormente.