La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cinthya Ruiz Granados - cruiz@larepublica.com.co

Vivir en el sur de Bogotá no es necesariamente un sinónimo de ser pobre. Un estudio de la Secretaría de Hacienda, basado en el índice de pobreza, revela que en los estratos 1, 2 y 3 se esconden 1.397.000 hogares que no viven en esta condición.

Este dato lo llevará Ricardo Bonilla, secretario de Hacienda, al Concejo de Bogotá para lograr el revolcón en el pago del impuesto predial.

El proyecto que se presenta por tercera vez para su aprobación, busca eliminar la estratificación parcialmente para el cálculo del gravamen.

“Queremos demostrar que el estrato ya no sirve para identificar las condiciones en las que viven los hogares, ya no mide la capacidad de pago y el consumo de la gente”, aseguró Bonilla.

Según cifras de la Secretaría, de los 2.185.000 hogares que hay en la ciudad, solo 410.000 son pobres, es decir, tienen ingresos mensuales menores a $380.000.

El predial no representa más de 1% del consumo de los hogares. “Los ingresos en los estratos bajos, ameritan que pueden tener mayor grado de consumo”, dice Bonilla.

El estudio de capacidad de pago dice también que 81% de la población de la ciudad no es pobre y solo 19% lo es.

En el estrato 1, 82.560 de los hogares (48%) no son pobres y 89.440 (52%) viven en esta condición. En el estrato 2, 581.000 hogares, es decir, 70% no lo son y 249.000, 30%, lo son. En estrato 3, 734.160 hogares (92%) tienen mayor poder adquisitivo y solo 63.840 (8%) son pobres. En estrato 4, solo 1% de los hogares son pobres y en los estratos 5 y 6 no hay población con bajos niveles de ingreso.

La propuesta de cambio del recaudo, se complementa con el indicador de cuántos son propietarios del predio y cuántos son arrendatarios. “En la capital del país, 58% son propietarios y 42% están en arriendo. “Se ha comprobado que los propietarios tienen mayor ingreso que los arrendatarios”, afirmó Bonilla.

¿Cómo sería el nuevo recaudo?
El nuevo recaudo del predial incluiría solo el valor por el avalúo catastral.

La razón es que se han encontrado viviendas y lugares comerciales de gran valor en todos los estratos. La propuesta busca acabar con las inequidades en la ciudad, una de ellas la del estrato 4, que paga en algunos casos más que los predios ubicados en 5 y 6.

“Lo que encontramos es que en el estrato 4 el segmento de avalúos entre $88 y $230 millones están pagando 7,5 x 1.000 mientras que 5 y 6 pagan solo 7 x 1.000”, aseveró el funcionario.

En los estratos considerados bajos hay predios con avalúos superiores a $250 millones, y se destacan algunos predios con alto valor catastral (ver gráfico).

El proyecto quiere que solo se cobre la mezcla entre estrato- avalúo cuando el valor del predio no supere $83 millones.“Estamos tomando la condición del Plan de Desarrollo 2010- 2014, que dice que se debe estructurar el impuesto con tarifas entre 1 y 16 x 1000 con consideración con los estratos bajos”, explicó Bonilla. Para los predios que se encuentren en cualquier estrato y que su valor catastral sea menor a $83 millones, se le seguirá cobrando la tarifa actual.

Con esto el Distrito quiere comprobar que el estrato no es sinónimo de pobreza y que el predial se le aplicará sin revisar si está en el norte o en el sur de Bogotá.

Recursos para reparar a las víctimas
Si el proyecto llega a pasar en el Concejo, los recursos adicionales que tendrá la ciudad, $201.000 millones, se utilizarán para la reparación de las víctimas del posconflicto que llegan a la ciudad.

“El Gobierno sacó la ley pero no dijo de dónde iban a salir los recursos, esperamos sacarlos de aquí”, explicó el secretario de Hacienda, Ricardo Bonilla.

El debate en el cabildo distrital se dará una vez se conozcan los ponentes. Los concejales tendrán 10 días para preparar su presentación y se espera que comience el debate el 20 de agosto.

También se radicó en este proyecto el aval favorable del Ministerio de Transporte al cobro por congestión. Este peaje urbano se utilizaría para disminuir el uso del vehículo particular en algunas de las calles más congestionadas de Bogotá. La prueba piloto de los cobros por congestión se daría en la Calle 72 entre Carrera Séptima y Avenida Caracas hasta la Calle 116 entre Carrera Séptima y Autopista Norte. La tarifa oscilaría entre $5.500 y $7.500.

Las opiniones

Ricardo Bonilla
Secretario de Hacienda

“Queremos demostrar que el estrato ya no sirve para identificar las condiciones en las que viven los hogares, ya no mide la capacidad de pago”.

Rodrigo Tejada
Economista y administrador del portal Econcifras

“La idea es que las personas que viven en sitios donde los estratos están mezclados no tengan la sensación de riqueza o pobreza”.