Según el Dane, en 2018 el 22,5% de los graduados universitarios que trabajaba ganaba menos de $1,1 millones.

Adriana Carolina Leal Acosta

Según el más reciente informe del Dane sobre el nivel educativo de la población económicamente activa del país, en 2018 el nivel educativo más común alcanzado por los colombianos fue el de la educación media, con el 34% del total, seguido por la básica secundaria, con 22,7%.

En cuanto a los demás niveles educativos, el documento indica que el 11,3% de esta población tiene educación profesional o tecnológica, el 8,5% se graduó de una universidad a nivel de pregrado y el 3,5% tiene un posgrado.

Así mismo, la entidad estadística informó que de las personas en edad económicamente activa que se encontraban estudiando en el momento del estudio, en preescolar, colegio o universidad, 74,1% eran económicamente inactivas, 22% estaba ocupada y 3,9%, desocupada.

Del total de la población ocupada en el 2018, el 33,1% se ubicó en el nivel educación media y el 19,3% en educación técnica profesional, tecnológica o universitaria. Por otra parte, el 43% de la población desocupada se ubicó en el nivel educación media.

En cuanto a la diferenciación por género, la tasa de desempleo de las mujeres que completaron la educación media fue 15,7% y la de los hombres en la misma condición, 9,5%. La situación fue similar en el nivel universitario, pues el 11,2% de las mujeres graduadas de pregrado estaban desempleadas, mientras que esa situación fue reportada para 9% de los hombres.

Por otra parte, del total de ocupados sin ningún nivel educativo alcanzado, la mayor proporción correspondió a trabajadores por cuenta propia con 62,7%; y en el caso de los ocupados que completaron la educación técnica profesional o tecnológica, el 59,2% trabajaba como obrero o empleado particular.

Asi mismo, el 45,7% de los ocupados que completaron la educación universitaria y/o postgrado reportó ser obrero o empleado particular, mientras que el 28,6% manifestó trabajar como cuenta propia.

Sobre la correlación entre el nivel de ingresos y la educación, el Dane reveló que el 39,7% de los trabajadores que no habían estudiado, ganaban medio salario mínimo, que para ese año fue de $781.242. Además, la proporción de ocupados con educación media que ganaba entre 1 y 1,5 salarios mínimos ($1,1 millones) fue 36,7%. Por su parte, el 77,5% de los ocupados que completaron la educación universitaria y/o posgrado, ganaba más de 1,5 salarios mínimos.