El mercado esperaba que la inflación de septiembre quedara en 3,74% en promedio, un dato que confirma la tendencia bajista

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

Pese a la depreciación que ha tenido el peso colombiano frente al dólar en las últimas semanas en las que, incluso, ha llegado a cotizarse algunos días en máximos históricos de $3.500, la fortaleza de la moneda estadounidense no se sentiría en la inflación de septiembre puesto que esta tendría su efecto hasta finales de este año o mitad del próximo.

“No esperamos un efecto inmediato en la inflación, se necesitan al menos unos seis meses para ver un choque en los productos importados como pueden ser el maíz o la leche para los bebés. Sin embargo, como la tasa de cambio ha estado intermitente subiendo y bajando habría que evaluar el traspaso real que se da en los precios”, manifestó Wilson Tovar, jefe de investigaciones económicas de Acciones y Valores.

En ese sentido, hasta el propio ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, aseguró esta semana en la ‘Convención Internacional de Seguros 2019’ celebrada en Cartagena que no se han manifestado problemas inflacionarios por el denominado ‘pass-through’, es decir, por la transmisión de la depreciación a la inflación.

Por el momento, para el dato de septiembre que dará el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), el mercado espera una inflación anualizada de 3,74% en promedio, un dato que confirmaría la tendencia bajista del IPC iniciada en agosto.

LOS CONTRASTES

  • Wilson TovarJefe de Investigaciones Económicas de Acciones y Valores

    “No esperamos que la tasa de cambio tenga un efecto inmediato en la inflación, por lo general, suele durar unos seis meses. Sin embargo, ha habido mucha fluctuación”.

Entre los pronósticos de los analistas de la encuesta mensual del Citibank los que proyectaban una variación de la inflación más elevada para el noveno mes del año eran los del Banco de Bogotá, con un dato de 3,84%; seguido por el Banco Agrario, Positiva y Scotiabank, los tres con una predicción de 3,79%. Del lado opuesto, los más optimistas fueron Anif, Citibank y Fiduprevisora al proyectar una variación de 3,69%; seguido de Moody’s y Davivienda, ambos con 3,7%.

En cuanto a la incidencia de los alimentos en la inflación de septiembre, las proyecciones de los analistas son dispares. Mientras que unos indican que habría presiones bajistas debido a los efectos del clima y la apertura parcial de la vía al Llano, otros todavía proyectan sesgos al alza. “Esperamos una inflación de alimentos medianamente controlada. La oferta se ha ido corrigiendo poco a poco y estamos en un periodo de cosechas grandes”, opinó Alejandro Reyes, economista principal del Bbva Research.

Por su parte, Carolina Monzón, jefe de análisis económico del Banco Itaú Colombia, manifestó que se espera una inflación mensual para septiembre de 0,21% donde la división de alimentos y vivienda impulsen el avance de los precios. “Además, el transporte se mantiene dinámico. Por otro lado, comunicaciones y vestuario contendrían la inflación. Los alimentos impulsarían al alza del IPC jalonados por el componente de las frutas”, explicó la economista.

Precios de los alimentos en las ciudades
De acuerdo con el equipo de Investigaciones Económicas de Bancolombia, los incrementos más pronunciados en los alimentos en septiembre se produjeron en Tunja y Pereira, mientras que en Santa Marta y en Montería es donde más cayeron. Entre tanto, según los datos del Sipsa en los que se basan estos analistas, el aumento del costo de los alimentos en Bogotá se situó cerca del total nacional. Se aprecia un alza en el precio de productos como las frutas frescas, las carnes o los productos de mar mientras que hubo una caída en el arroz, las hortalizas o la papa.