Los otros 840.000 predios que no los acoja el beneficio tendrán un incremento del 5%. Y para los no residenciales incrementarán 8%

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

La alcaldesa Claudia López junto con el secretario de hacienda, Juan Mauricio Ramirez, anunciaron que harán cuatro alivios al impuesto del predial para los capitalinos, gracias a determinaciones de la Alcaldía Mayor de Bogotá y el Concejo de Bogotá.

El primero de ellos es que la mitad de los personas que pagan el impuesto predial, es decir, 840.000 del total de 1.080.000 predios, no tendrán ningún incremento para este año, salvo el valor de la diferencia por inflación, la cual es obligatoria cobrar. Esta medida será escogida por medio de un cálculo que realiza catastro y en el cual pueden estar cualquier predio de cualquier estrato.

Por otra parte, la otra mitad, es decir los otros 840.000 predios que no se incluyan en el primer beneficio pagarán máximo un incremento del 5%. Además, los predios no residenciales, como locales, establecimientos comerciales, entre otros pagarán máximo el 8%.

El otro alivio que dará el Distrito es que para los predios que realicen alteraciones, y que en un pasado no contaban con un tope, tendrán de ahora en adelante un aumento máximo del 25%.

Sin embargo, la alcaldesa afirmó que quienes hayan hecho alteraciones en 2018 y 2019 no podrán verse beneficiados, a menos que radiquen ante Catastro una evaluación del predio para establecer si cuenta como uno de los predios que se le hicieron aumentos tarifarios de más del 100%, según como lo denuncio López en la campaña. De aclarar que el predio tuvo un incremento por encima de lo normal, el dinero se le será devuelto en la factura del predial de 2021.

Ante esto el Secretario de Hacienda, afirmó que tienen en estudio a más de 12.000 predios que se le fue incrementado el valor del predio sin un tope establecido.

A partir del 15 de febrero, fecha en la que llega el recibo del predial a los bogotanos, ya se verá la disminución para algunos y la nulidad de incremento para otros.

Si bien, esto generaría menos recaudo, la alcaldesa y el secretario afirmaron que no afectará las finanzas de la ciudad, ya que los cálculos se han hecho conforme a lo que necesita el Distrito.