En cuanto al resto de las ciudades, el índice se mostró negativo en Medellín y Barranquilla, ciudades en las que se mostraba positivo en enero

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Según el más reciente reporte de la Encuesta de Confianza del Consumidor que entrega Fedesarrollo, en febrero el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) cayó drásticamente en las cinco ciudades principales. El dato que más resalta es el bajonazo en el resultado de Bogotá, pues para ese mes el índice se ubicó en -16,1%, lo que significó que empeoró en 12,9 puntos porcentuales frente al mes anterior.

En concreto, en las ciudades que se realiza la encuesta el indicador cayó y dejó y un balance negativo de 11,2%. Según el director del centro de pensamiento, Luis Fernando Mejía, esto se argumenta en “una disminución en el Índice de Expectativas de los Consumidores y en menor medida por una reducción en el Índice de Condiciones Económicas”.

Lo que quiere decir que en los hogares colombianos prevén que dentro los próximos 12 meses las condiciones económicas del país, en general, no estén bien. Mientras que en enero de 2020, los consumidores daban un resultado para esta variable de -10,2%, para febrero la perspectiva cambió y se ubicó en -18,4%.

En cuanto al resto de las ciudades, el índice se mostró negativo en Medellín y Barranquilla, las cuales reportaban cifras positivas en el mes anterior.

Otro de los aspectos que considera Fedesarrollo es el índice por estratos socioeconómicos. En este se muestra que, pese a que en enero el dato era positivo para el estrato alto y medio, para febrero el indicador tuvo una reducción, y llegó a -5,1% en el estrato alto, y -10,3% en el medio.

Otro de los factores que se vio afectado fue la disposición a comprar casa, en este el indicador se ubicó en 0,4%, lo que significó una baja de 1,5 puntos porcentuales frente a enero.