lunes, 12 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ximena Ramírez - xramirez@larepublica.com.co

La actualización catastral de 3,3 millones de hectáreas en la zona rural, es uno de los proyectos prioritarios que deberá asumir el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac) en los próximos 4 años para cumplir con la agresiva política de tierras del Gobierno de Juan Manuel Santos.

Así lo manifestó Juan Antonio Nieto Escalante, director de la entidad quien además advirtió que el Instituto necesita recursos por $300.000 millones tanto para los temas logísticos como para la preparación tecnológica.

¿Hay muchos críticos sobre la capacidad de ejecución del Igac en un momento especialmente coyuntural con el tema del acceso a tierra, qué opinión tiene al respecto?
Reconocemos que el Instituto debe mejorar sus metodologías para hacer la actualización catastral y en este sentido venimos trabajando. Con Planeación Nacional, por ejemplo, estamos introduciendo otras variables metodológicas, con el fin de generar catastros multipropósito, es decir que sean instrumentos que permitan que las entidades territoriales puedan ser más asertivas en el diseño de su ordenamiento territorial, políticas públicas, inversiones y distribución de tierras.

¿La entidad está en capacidad de cumplirle al país con el catastro rural?
Podemos actualizar el catastro rural en un periodo de 4 años, para ello, necesitamos $300.000 millones con los cuales actualizaríamos 3,3 millones de predios en 845 municipios del país, en síntesis, es el número de predios que nos permitiría decir hacia el 2017 que la zona rural del país está actualizada.

¿Esos $300.000 millones ya están listos?
Aún no, es el presupuesto que le presentamos al Gobierno para cumplir con la logística del proceso y la adquisición de tecnología.

¿Se habla de una desactualización catastral rural cercana al 60%, esto a qué obedece?
Esto obedece a una política de Gobierno, es decir se ha privilegiado el catastro urbano sobre el catastro rural. Esto se ha visto reflejado en los presupuestos, en el Gobierno de Uribe el promedio anual para la actualización rural fue de $10.000 millones, en el Gobierno del presidente Santos la inversión promedio anual destinados a la actualización rural ha sido de $45.000 millones, esto, sin duda, es producto de la prioridad que el Gobierno le ha dado a su política de restitución de tierras y al proceso de paz.

¿Cuáles son los criterios para la actualización del catastro?
Vamos a hacerlo teniendo en cuenta lo que la Unidad de Restitución de Tierras, el programa de formalización del Gobierno que maneja el Ministerio de Agricultura nos ha requerido y por supuesto nuestro propio plan de actualización.

¿Cómo se ha preparado la entidad tecnológicamente para asumir este reto?
Lo primero que estamos haciendo es la actualización de la cartografía, porque siendo honestos, hay rezagos. El Instituto está implementado nuevas tecnologías como el radar que es mucho más precisa y nos va a permitir un mayor cubrimiento en zonas críticas y esperamos contar con aviones drones para cubrir algunas áreas que no han sido posible por condiciones meteorológicas.

¿Qué falta para hacer el catastro rural, cuándo inician?
Independientemente de la programación del catastro y de los recursos, el Instituto ya empezó a trabajar sobre la base de los municipios que nos está pidiendo la Unidad de Restitución de Tierras, en total son 148 municipios este año.

¿Qué papel están jugando en todo el tema de baldíos?
Le solicité al Ministerio de Agricultura que nos involucre en el proyecto de ley de baldíos porque nosotros creemos que todo ese censo de baldíos deberíamos de hacerlo nosotros, misionalmente nos corresponde, pero hasta ahora no conocemos nada del proyecto de ley.

El Igac unificará la información geográfica del país
La iniciativa de unificar la información geográfica del país en un solo portal con el fin de facilitar los trámites a los inversionistas, ya está en marcha. Así lo reveló Juan Antonio Nieto, director del Igac. El directivo señaló que el instituto está en el proceso de evaluación de las áreas de reglamentación especial como humedales, áreas de paramos, mineras, entre otras. “La idea es hace un solo portal con la información geográfica del país, para que el consultante acceda a toda la información consolidada y encuentre la conexión de las bases de datos de cada entidad.

La opinión

Andrés García
Viceministro de Agricultura

“Ese instrumento recobra gran relevancia para el sector rural colombiano, pues permitirá establecer políticas públicas más aterrizadas a la realidad”.