.
CONSUMO Una persona gasta hasta $130.000 en la compra de cometas
sábado, 6 de agosto de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

David "Chato" Romero - dromero@larepublica.com.co

Tradicionalmente, el octavo mes del año ha sido referente de vientos y de ocasiones para compartir en familia la elaboración de estos modelos en donde la imaginación y hasta conocimientos de aerodinámica juegan un rol importante.  

De acuerdo con un estudio adelantado por la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) seccional Bogotá, las papelerías ocupan el primer lugar donde las personas adquieren las cometas (46%), pues 31% prefiere comprarlas en los alrededores de los sitios donde realizan esta actividad, otro 13% las hace en casa, 5% compra las cometas en almacenes por departamentos y 3% las adquieren en grandes superficies al igual que en internet. 

En cuanto al costo de las cometas, el sondeo reveló que las personas invierten en promedio $26.500 por cometa, encontrando  en el mercado cometas desde $3.000 hasta $410.000 para los más aficionados dependiendo del tamaño, los colores y las formas.

En promedio una persona invierte durante el día que eleva cometa $66.400. Sin embargo, dependiendo del lugar donde se realice la actividad puede llegar a invertir hasta $200.000 teniendo en cuenta transporte, alimentación y productos de protección personal como bloqueadores solares. 

“Son importantes estas actividades de esparcimiento y recreación en las que el comercio participa activamente y ofrece planes para las familias. En este caso si sumamos lo que una persona invierte en ir a elevar cometa, luego ir a comer en familia y terminar en otra actividad como ir a un Centro Comercial, puede invertir en promedio $130.000, según el sondeo, lo cual es positivo para la economía de la ciudad”, aseguró Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá Cundinamarca. 

Sin embargo, existen organizaciones y colectivos de personas que vuelan cometan los 12 meses del año. Entre ellos, se destaca el trabajo del Club Kogui, una organización que ha tomado vuelo en las presentaciones de los diferentes tipos de cometas y que reúne a los amantes de esta actividad. 

En diálogo con LR, Daniela Durán, representante de los ‘koguis’ manifestó que “las cometas son para todo tipo de ocasión. Las más comunes y que se encuentran con mayor facilidad son las cometas Delta que vemos en los semáforos de las ciudades”. 

Durán dio algunas recomendaciones a los consumidores a la hora de armar los planes de elevar cometa. Lo primero es ubicar un buen sitio, alejado de las redes de energía eléctrica. Justamente, Fenalco encontró que 41% de las personas prefiere practicar esta actividad en parques cercanos a su lugar de residencia, 39% se va para fuera de la ciudad y 20% usa los parques metropolitanos. “Nosotros recomendamos en Bogotá poder organizar esos planes en los campos abiertos de la ciudad. Una posibilidad es el parque El Tunal, en especial, por las corrientes de aire que se generan en esa zona. Pero lo más importante es que siempre se haga con responsabilidad y cuidado de estar alejados de los cables de la luz para evitar accidentes”. 

Adicionalmente, la representante del Club Kogui señaló los tipos de cometas que se podrán encontrar los ciudadanos en estas festividades. Están las  tradicionales cometas de una línea que son las de forma hexagonal o triangular atadas a una cuerda. 

Daniela Durán también comenta sobre las cometas de dos líneas, también conocidas como deportivas. “Con estas cometas se puede realizar una serie de figuras o trucos totalmente controlados por quien  la maneja. La distancia de las dos cuerdas con que se vuelan generalmente está entre 30 metros para vuelo individual y 45 metros para vuelo en equipo”, agrega.

En este tipo de cometas se pueden integrar los vuelos de tres o más personas. Pero seguramente las cometas que más llaman la atención entre los consumidores jóvenes tienen que ver con las de la categoría de deportes extremos o “potencia”. Esto por cuenta de que son cometas similares a un parapente y, según Durán, se utilizan mucho en la práctica de buggy, un deporte en el que la tracción del viento se usa para mover un carro de tres ruedas. 

 Y si esto aún le parece que ha evolucionado desde la tradicional cometa, queda pendiente por mostrar las cometas gigantes o sin estructura (que es lo mismo que decir inflables). Este tipo de juguetes, por su tamaño, deben ser ancladas por un vehículo o un poste. La razón es que se habla de unas dimensiones entre dos y tres metros. 

La construcción de este tipo de cometas puede tardar hasta tres días con equipos de expertos como los del Club Kogui. 

Así que ya puede ir armando su plan, conseguir sus materiales o comprar la cometa de su preferencia. No olvide que agosto es el mes de los vientos y la ocasión de hacer un buen plan de elevar cometas.