.
CONSUMO Mundial de fútbol en Brasil impactó hasta en el gusto de los colombianos
viernes, 11 de julio de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co

Las tendencias comerciales que generó el Mundial de Brasil, que culmina este fin de semana, tuvieron su pico más alto en junio y esto se reflejó en una clara incidencia no solo en el consumo, sino también en los planes y gustos de los colombianos.

El último estudio de BrandStrat determinó que las distintas corrientes del mercado alusivo a la competencia deportiva se fueron moviendo, a medida que esta se desarrollaba y en especial con el desempeño de la Selección Colombia.

La intención de ver los partidos es uno de esos ejemplos. “En mayo era de 42%, sin embargo fue cambiando significativamente, mostrando en junio una intención de 64% y presentando un crecimiento de 22%”, indicó Catherine Espinal Rangoso, líder de mercadeo y negocios nuevos de la consultora.

El sondeo fue realizado entre el 4 de mayo y 29 de junio en Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Pereira, Cúcuta, Bucaramanga y Manizales. Fueron consultadas 600 personas, hombres y mujeres, de 9 a 55 años y en estratos 2, 3, 4, 5 y 6.

Otra muestra del impacto mundialista estuvo en las preferencias por género. En ambos meses, los hombres mostraron una mayor disposición a ver partidos, con respectivos 54% y 70% de voluntad. No obstante, para los mismos periodos las mujeres tuvieron un salto de 31% a 56%.

Para Sergio Soto Mejía, director seccional de Fenalco Antioquia, ha sido un mes “extraordinario” para el comercio de la capital paisa y los otros nueve municipios que integran el Valle de Aburrá.

Mejía destacó que en su región las autoridades territoriales no tomaron medidas restrictivas como ley seca. “Un Mundial es cada cuatro años y con eso se afecta a diversos sectores: hotelero, gastronómico, bares, discotecas, el comercio de todos los tamaños”.

En Medellín, el efecto del Mundial se notó además en que durante los partidos de la Selección Colombia estuvo copada la capacidad de casi 100% de restaurantes y bares. Incluso, los cupos se agotaban de manera previa a través de reservas.

“Los cinco partidos de Colombia dejaron al comercio del Valle de Aburrá más de $100.000 millones en ventas, algo histórico”, informó Soto.

De hecho, la encuesta mostró una variación en la programación de los colombianos de partidos a ver: en mayo, 40% de los 600 encuestados tenía presupuestado ver todos los encuentros, pero al mes siguiente esa cifra se elevó a 58%.

Electrodomésticos y ropa
En el consumo que generó el torneo en Brasil, para mayo 92% de los colombianos no tenía intención de comprar electrodomésticos para ver los compromisos y en junio mostraron márgenes similares, aunque con 88% hubo un incremento de cuatro puntos.

La tendencia de adquirir televisores tuvo su nivel más alto antes de que comenzara la competencia. “El 100% acudió al crédito de entidades publicas como principal medio para acceder a estos”, explicó Espinal, líder de mercadeo y negocios nuevos de la consultora BrandStrat.

El mes pasado, el consumo de televisores como principal medio para disfrutar del Mundial se mantuvo, pero las respuestas ya mostraron otros productos, como tabletas. No obstante, en ambos lapsos siempre se prefirió efectivo para el gasto.

“En Medellín, en el primer semestre se vendieron 480.000 televisores en todo el departamento, gracias al Mundial. Eso en dinero equivale a más de $500.000 millones”, agregó Soto, director de Fenalco Antioquia.

A medida que transcurrieron los días del Mundial, los colombianos se vieron más involucrados con este, lo cual se denota en el nivel de compra de artículos alusivos: se incrementó 19% de mayo a junio, presentando un nivel de compra de 11% y 30%, respectivamente.

En esa categoría, los productos que más se compraron en mayo fueron camisetas, 55%, y balones, 46%. Pero para las primeras hubo un impacto directo por el desempeño de la Selección Colombia. “Aunque la preferencia por las camisetas y los balones continuó en junio, la escogencia por las primeras se incrementó 28%, mostrando una participación de 83%, lo que seguramente significo un importante impacto en ventas del sector textil”, concluye BrandStrat.