Opinión

¿Por qué seguimos siendo un país en vía de desarrollo?

El subdesarrollo está relacionado con el nivel de atraso de un país o región en aspectos socioeconómicos y culturales. Los elementos  más relevantes a tener  en cuenta para determinar el grado de desarrollo de un país son: el  índice de desempleo, el  índice de corrupción, la seguridad jurídica de las instituciones, las desigualdades económicas abismales entre sus habitantes, el  presupuesto asignado a la ciencia y tecnología (I+D) por parte de los gobiernos, la  renta per cápita, la tasa de mortalidad infantil, el crecimiento urbano por  fenómenos sociales como el desplazamiento, la libertad económica o apertura a mercados, la infraestructura, la cobertura en los servicios de salud entre otros. El Índice  de Competitividad Global es un informe  que realiza el FEM y su objetivo fundamental es medir la habilidad que tienen los países (se mide entre 134 naciones) para  proveer altos niveles de prosperidad a sus ciudadanos, esta habilidad se ve reflejada en el nivel de productividad de un país (que a su vez mide el nivel de  competitividad), se tienen en cuenta  tres grandes pilares; El primero es Requerimientos Básicos, mide aspectos como:  a.) Las Instituciones: protección a los derechos de propiedad, nivel de despilfarro del gasto público, confianza en los políticos, eficiencia en el marco legal, costos gubernamentales contra el crimen entre otros; b)Infraestructura: vías primarias, secundarias, terciarias en condiciones óptimas, bajos costos en fletes, peajes, infraestructura desarrollada en puertos y aeropuertos, zonas francas adecuadas, vías que interconecten regiones de manera que reduzca la distancia entre las mismas, etc. 

El segundo, Potenciadores de Eficiencia, mide aspectos como a) Educación superior y entrenamiento técnico: la calidad de la educación superior,  b) La cobertura de la educación superior, c) Entidades que propendan la investigación científica y formación altamente especializada entre otros; El tercero, Innovación y Sofisticación en los negocios, mide: a)La disponibilidad en las últimas tecnologías de la información, b)Capacidad de innovación, c)Disponibilidad de científicos e ingenieros d) Inversión pública y privada en Investigación y desarrollo, e) avances tecnológicos y científicos. 

Para 2013 Colombia se ubicó en el puesto 69 entre 134 naciones, pero es preocupante observar en este informe que en relación al primer pilar, las  instituciones son las peor rankeadas en el puesto 110, en infraestructura estamos  en el puesto 92.

 Así mismo, el informe advierte que los factores problemáticos del país son:  corrupción como el más grave, deficiente infraestructura, ineficiencia gubernamental, limitado acceso a créditos, crimen y robo, insuficiente capacidad de innovación, política pública pobre en salud, escases de profesionales altamente especializados en áreas científicas y de ingenierías.

A nivel mundial Chile es el país mejor rankeado en el puesto 34, Perú nos sobrepasó al ubicar  el puesto 61, pues mejoro en aspectos en los que Colombia sigue estando débil; el peor rankeado en América del Sur es Venezuela ubicándose en el puesto 134.

Existen otros informes como el Índice de libertad Económica, el cual tiene como objetivo  fundamental, medir el grado de libertad económica en los países del mundo, estudiando el ambiente económico y empresarial en 178 países, en este Colombia se ubicó en el puesto 37, lo cual es un gran avance para el país pues genera confianza para aumentar la inversión extrajera y el crédito exterior, en el mismo, se habla   de Colombia como  uno de los países con las economías más sólidas de la región, se alaba el buen manejo financiero y de hacienda pública, la estabilidad jurídica y política y los avances que se han hecho en aspectos como la defensa en los derechos sindicales.  

Finalmente y después de un análisis somero sobre algunos índices mundiales que miden el nivel de desarrollo  de los países, les dejo a los lectores la tarea de hacer sus propias conclusiones con respecto a la situación actual de nuestro país; sabiendo que la responsabilidad nos cabe a todos: 

El Gobierno, las instituciones públicas, las entidades privadas, los empresarios, la academia e inclusive a cada uno de los ciudadanos de nuestro país.