Opinión

Ocho claves para retener el capital humano de las organizaciones

Usted, como alto directivo, debe priorizar qué tipo de personal le conviene conservar, ¿aquellos que generan más ganancias netas?, ¿quienes reducen costos en general? o ¿los que toman decisiones, solucionan problemas, son innovadores, etc.? Luego, tiene la responsabilidad de crear las mejores estrategias para retener “las piezas” fundamentales para su organización.

A continuación conocerá ocho claves para que su talento humano sea feliz y decida quedarse, a pesar del “coqueteo” de otras empresas:

1.    Logre que sus colaboradores se sientan parte de la compañía y estén orgullosos de estarlo. La identidad propia y una excelente reputación de su organización fomentan valores en común entre sus trabajadores, lo cual les estimula el sentido de pertenencia.

2.    Propicie un ambiente laboral donde reine la paz y la camaradería. Estoy seguro que en un contexto organizacional sano y confiable, las personas construyen relaciones sociales y a la vez cumplen metas profesionales, dos grandes motivos para quedarse en lo que podría ser “su segunda casa”.

3.    Genere el desarrollo profesional de sus trabajadores. Considere que no está bien que su talento humano se sienta frustrado y estancado. La organización debe ser “la mano amiga” que les permita realizarse profesionalmente en sus carreras.

4.    Incentive a su personal no solo con compensaciones económicas, también con reconocimientos verbales. Ante todo, sus colaboradores son personas que necesitan que se les destaque sus logros, lo cual los motivará a continuar con su excelente trabajo.

5.    Adopte el hábito de escuchar y ser escuchado. La comunicación con sus empleados es crucial para integrarlos a la compañía; ellos valorarán infinitamente que sus ideas, opiniones y sugerencias sean tenidas en cuenta. Lo cual, los hará miembros activos en el logro de los objetivos organizacionales.

6.    Ejecute un plan de capacitación continua. Cuando hablo de talento humano me refiero a colaboradores que aman los retos, capaces de evolucionar y crecer profesionalmente. Aquellos que esperan que la organización les proporcione las herramientas para ser cada día mejores.

7.    Contribuya a la estabilidad familiar de sus empleados. Para ellos, la familia es tan importante como lo es para usted. En la actualidad las organizaciones han adoptado alternativas como las del “home office” (trabajo desde casa), permisos especiales, políticas de salud ocupacional y entre otras acciones que incrementan su compromiso.

8.    Y no olvide el salario emocional. Aquellos elementos motivadores que brindamos a los empleados y no constituyen salario pero aportan a su calidad de vida, son fundamentales para retener el capital humano en las empresas. Recuerde que no se trata solamente de una compensación salarial sino también del bienestar de nuestros colaboradores.

Estas ocho luces evidencian que los colaboradores buscan en la compañía oportunidades para desarrollarse como profesionales y también como personas. Subestimar su condición de seres humanos puede ser un fatal error si lo que quiere es captar su talento. 

No ponga en juego la competitividad de su modelo de negocio y ponga a prueba estas recomendaciones, ya que controlar los índices de rotación de personal es su desafío como alto directivo, y recuerde que, los trabajadores actuales ya no escatiman en riesgos y están tentados a cada instante por las ofertas de otras empresas del mercado.