Opinión

Algoritmos, Big Data y el derecho de la competencia

¿Está el derecho de la competencia preparado para regular la competencia en los mercados digitales?

La asimetría de la información, de acuerdo con la teoría microeconómica, es una falla de mercado que impide la organización eficiente entre la producción de bienes y/o servicios con sus consumidores. Básicamente, en todas las transacciones que ocurren en el mercado, una de las partes siempre se encuentra más informada que la otra, lo que conlleva la utilización de dicha información a su favor con el fin de obtener un mayor beneficio de la transacción.

Normalmente, son las empresas quienes ostentan más información sobre el mercado, que los consumidores. Las empresas, en su constante competencia con los demás agentes de mercado, buscan de manera continua obtener información de sus competidores con el fin de actualizarse con los nuevos productos y así competir, con un producto similar o innovando los mercados.

La revolución tecnológica ha llevado a todo tipo de empresas de diversos mercados a competir en los mercados digitales, hoy en día los consumidores no tienen la necesidad de salir de sus casas a conseguir quien les ofrezca algún producto o servicio, ya que todo pueden conseguirlo en internet. El consumidor tiene a un solo clic de distancia la compra de un producto o contratación de un servicio, y ha sido la intensa competencia de los mercados, la que ha llevado a todos los competidores a participar en los mercados digitales.

A su vez, las transacciones digitales conllevan que gran cantidad de información sobre las empresas y los consumidores se transe en la red por lo que el manejo de grandes volúmenes de información, Big Data, ha cobrado gran importancia. Las empresas a través de esta herramienta conocen de manera detallada a los consumidores, sus gustos, sus necesidades, su capacidad y, sobre todo y más importante, su disposición de pago por un bien o servicio.

Por otra parte, las empresas también están creando algoritmos para monitorear la competencia. Hoy en día, las empresas tienen la capacidad de conocer el momento exacto en que un competidor cambia sus precios en el mercado digital o lanzan ofertas, básicamente cualquier decisión de un competidor en el mercado es inmediatamente conocida por sus competidores, lo que permite la reacción casi momentánea de los demás agentes de mercado.

De manera paralela, existen portales web que utilizan algoritmos que lo que buscan es que la información sobre el precio de un producto o servicio sea transparente para el consumidor, así, a un solo clic de distancia, los consumidores pueden obtener información sobre el precio de un mismo bien ofertado por distintas empresas, lo que ayuda en el momento de tomar una decisión de consumo.

El Big Data y los algoritmos buscan que haya, para unos y para otros, transparencia en la información de los mercados, lo que lleva a que haya una competencia intensa entre las empresas, lo que beneficia a los consumidores.

Sin embargo, es probable que la competencia entre agentes de mercado se reduzca a la interacción de algoritmos programados para tomar las decisiones de acuerdo con la información que logran recaudar en el mercado digital.

Es probable que los algoritmos interactúen entre sí de tal forma que llevan a que las empresas coludan tácitamente en los mercados. A su vez, conocer la intención y la capacidad de pago de un consumidor en el mercado lleva a que, frente a la misma operación, las empresas puedan imponer precios distintos a operaciones semejantes.

El derecho de la competencia fue pensado para un mercado de interacción física entre los compradores y los vendedores, el mercado digital revoluciona la competencia, ya que en las decisiones de mercado no participan únicamente quienes ofrecen y quienes demandan los productos, sino que también participan los famosos algoritmos, cuyas decisiones son rápidas y por un periodo de tiempo específico. Está en manos de la autoridad de la competencia, lograr aplicar la normatividad en el tiempo y con la rapidez que está demandando el mercado digital.