Opinión

¡Acuerdo de lo absurdo!

Así las cosas las Farc han ganado mucho, no pagarán ni un solo día de cárcel, y aunado a ello no existirán dentro de sus filas o cuadros de dirección un solo responsable de delitos de lesa humanidad; frente a los 75 puntos secretos se especula demasiado, y para hablar un poco de ello porqué no mencionar la reiterada solicitud de las Farc de una Asamblea Nacional Constituyente, situación que podría resultar en el evento que en la Corte Constitucional no sea aprobada por inconstitucional, la creación de la comisión de alto nivel para la implementación normativa de los acuerdos en La Habana, lo que se denominó en su momento como congresito.

No hace falta ser constitucionalista versado para comprender que la creación de un cuerpo legal, diferente al Congreso de la República para implementar los 75 secretos de La Habana en el marco normativo, es una clara afrenta al espíritu de la constitución política, no solo por el ánimo de sustitución mismo de la carta, sino también por la manera atrevida y grosera de limitar, sustraer y duplicar facultades a una de las ramas del poder público; dentro de los secretos anunciados de manera confusa es probable que este también la llamada “democratización de los medios y la información”, lo cual no sería sino un eslabón más para el derecho al olvido que el grupo terrorista reclama.

Que el país aún no sepa con certeza qué hay dentro de los 75 puntos o artículos del acuerdo, y que el asunto sea manejado por el equipo negociador con una dialéctica confusa y con reservas en el vocabulario, solo indica que al interior del gobierno no existe claridad sobre qué fue lo que firmaron y mucho menos lo que anunciaron, muestra de ello es los mensajes altisonantes y bastante amenazantes por parte de voceros de las Farc, quienes insisten que el gobierno no está siendo del todo claro; si el gobierno insiste que al grupo terrorista hay que creerle, ¿porque restarle importancia cuando se señala y se evidencia hermetismo con la información?

La especulación que ni un solo narco terrorista de las Farc, será en el futuro extraditado por cuenta de la comisión de delitos de narcotráfico ya no es un cuento, en razón de la conexidad del delito político y el narcotráfico ningún narco de las Farc será extraditado en el futuro, sumado a ello está la patente de corso para que cualquier narco pueda comprar la franquicia de las Farc para salvarse de la extradición; que no le quieran dar cárcel al narco terrorismo ya no es un cuento, que los responsables de la masacre de Bojaya se salven de penas privativas de la libertad tampoco parece serlo, lo realmente vergonzante seria la dualidad de promover una comisión de implementación normativa para los “avances” de La Habana, y que dentro de los 75 puntos se hable de constituyente.