Opinión

Sanción al F.C. Barcelona y su sistema de formación

Esta sanción, extremadamente rigurosa pero conocida por todos se debió al manejo que el Barcelona le está dando a los menores de edad.

Lo primero que hay que indicar es que la Fifa prohibe las transferencias internacionales de menores de edad y entiende como jugador menor de edad aquel que no ha cumplido 18 años. Esta norma se redactó como consecuencia de abusos que con personas menores se cometieron con el pretexto de transferencias internacionales a importantes equipos de fútbol, al respecto recomiendo un libro llamado “La Infancia hecha Pelota”  de Carlos Benítez y Sandra Comisso.

La  prohibición no es nueva, tiene más de 10 años pues en el reglamento Fifa sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de 2004 existía; de haber existido en su momento Lionel Messi no habría podido llegar al Barcelona quien, recordemos, llegó al club catalán con apenas 13 años y empezó a jugar como profesional poco tiempo después.

Existen tres excepciones en la norma:

1. Si los padres del jugador cambian su domicilio al país donde el nuevo club tiene su sede por razones no relacionadas con el fútbol.

2. Si la transferencia se efectúa dentro del territorio de la Unión Europea con algunas características adicionales que no vienen al caso, y

3.Si jugador vive en su hogar a una distancia menor de 50 km de la frontera nacional y el club de la asociación vecina está también a una distancia menor de 50 km de la misma frontera en el país vecino.Se extiende la anterior prohibición a la primera inscripción de cualquier jugador menor de 18 años que no haya sido previamente inscrito y que no sea natural del país en el que desea inscribirse por primera vez.

Barcelona llevó a su escuela de La Massia a nueve jugadores menores de edad entre ellos un coreano y un nigeriano; no cabe la menor duda que no se presentaba un caso de trata de personas, por el contrario, estos jóvenes estarían en las mejores condiciones en uno de los mejores centros de formación para jóvenes del mundo, pero tampoco hay duda respecto a la prohibición.

La sanción impuesta es extremadamente severa por varias razones:

Desde el punto de vista deportivo implica no poder remplazar jugadores lesionados o reforzar puestos débiles en su formación hasta enero de 2015, la tendencia de los clubes grandes de Europa es hacer varias contrataciones para pulir sus plantillas de cara a la nueva temporada y de reforzar en diciembre algunos puntos débiles en su alienación

Desde el punto de vista práctico, los jugadores cuyo contrato de trabajo vencen antes de enero de 2015 tienen una posición negociadora envidiable pues, como ya se indicó, no se puede inscribir nuevos jugadores el club está prácticamente obligado a renovarlos a cualquier precio.

En los próximos 10 días deberá contratar la mayor cantidad de jugadores, hecho que endurecerá las negociaciones y precios actuales 

Una de mis dudas es la situación de los jugadores prestados por el Barcelona a otros clubes, en este momento Bojan y Deulofeu, entre otros, están en clubes diferentes, cedidos por el Barça que deben regresar en un año; si existe la prohibición de inscribir jugadores, ¿qué pasará con estos al concluir el contrato con el club que los recibió en préstamo? 

Queda una instancia, el Tribunal Arbitral del Deporte, como tribunal de apelación que decidirá en última instancia y en forma definitiva este caso; la claridad de la norma infringida y de la sanción no permiten ser muy optimistas al respecto, ahora bien, el FC Barcelona es una gran entidad deportiva que moverá de manera eficiente muchas fichas para lograr un fallo político que atenúe la sanción. En no menos de tres meses sabremos el desenlace de este episodio.