Opinión

Sistema Nacional de Cambio Climático

Para cumplir con los fines establecidos en el decreto, es importante que el mismo sea aplicado por entidades publicas del orden nacional, entidades sin animo de lucro, y por las entidades privadas interesadas en implementar en sus actividades industriales, iniciativas y procesos que permitan reducir los gases efecto invernadero.  

Con la participación de todos los sectores es posible llegar a las metas previstas por el Gobierno Nacional. El Sisclima estará coordinado por dos órganos principalmente, la Comisión Intersectorial de Cambio Climático y los Nodos Regionales de Cambio Climático. La primera será la encargada de la orientación para la implementación de la Política Nacional de Cambio Climático y estará conformada por todos los ministros que a su vez podrán invitar a las sesiones, a entidades o personas que puedan contribuir en los temas a tratar en desarrollo de sus funciones, así como a un delegado de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres. 

Por su parte, los Nodos serán instancias regionales responsables de promover  la implementación de los programas y proyectos en materia de cambio climático, logrando una coordinación interinstitucional entre en nivel central y territorial, articulados con los procesos de planificación, ordenamiento territorial y  gestión del riesgo. 

Es en estas instancias regionales, que se verá la mayor participación de las entidades publicas y privadas, para articular las acciones encaminas a reducir los gases efecto invernadero, ya que deberán estar conformadas por representantes de las entidades regionales, autoridades ambientales, gremios o asociaciones del sector privado, academia, entidades sin animo de lucro, la Unidad de Parques Nacionales Naturales, los centros o institutos de investigación y un representante del Consejo Territorial de Gestión del Riesgo de Desastres, asentados en el área de conformación del nodo y cuyo objetivo vaya relacionado a temas de cambio climático. 

Desde la vigencia del decreto, los nodos regionales, deberán en coordinación con lo dispuesto por la Comisión Intersectorial, formular, adoptar y ejecutar su plan de acción para un periodo de cuatro años, conforme al marco de actuación del Sisclima que incluye: el plan de adaptación al cambio climático, la estrategia de desarrollo bajo en carbono, la estrategia nacional para la reducción de emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal en Colombia y demás estrategias que se consideren necesarias para el logro de los objetivos. 

Hoy más que nunca Colombia esta necesitando normas como ésta, que promuevan la adaptación al cambio climático, incluyendo a los sectores productivos del país, para que efectivamente logremos el desarrollo sostenible. Iniciativas como ésta son bienvenidas por los sectores productivos, ya que no van encaminadas a crear obligaciones, sino que promueve el cuidado al medio ambiente con una participación activa, generando así una conciencia colectiva de cuidado ambiental, que se verá reflejado en el planeta de las generaciones futuras.