.
ARCHIVO Tecnología, indispensable para mejorar los rendimientos
martes, 23 de abril de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cristhian Agudelo - cagudelo@larepublica.com.co

El reto más grande que tiene la palmicultura colombiana es mejorar la producción de los cultivos que actualmente evidencian un promedio de 15 toneladas de fruto fresco por hectárea. En este sentido, el uso de tecnología y maquinaria especializada se plantea como el método más eficaz para alcanzar los rendimientos ideales que se calculan en 42 a 43 toneladas por hectárea.

Adolfo Quitian, gerente de  portafolio de banano, palma y piña para Latinoamérica Norte de Syngenta, afirma que “aunque el cultivo tiene un gran potencial, se debe invertir en tecnología y soluciones integradas que le permitan al productor de palma de aceite incrementar la producción y mitigar las dificultades que afectan a la planta, como la conocida enfermedad de pudrición del cogollo, PC, y controlar el crecimiento de malezas que compiten con la palma por espacio, luz, agua y nutrientes”.

En cuanto a maquinaria, expertos como Santiago Groot Montoya, jefe de ventas golf y turf de Casa Toro, aseguran que es mejor no escatimar en precios y hacerse a equipos de calidad que realmente representen un beneficio a largo plazo. “En promedio una fumigación con un equipo Jacto en una extensión de 24 a 26 hectáreas puede arrojar unos costos de $36.000, mientras que con un Gator de Johnn Deere la suma solo alcanza los $7.000, todo esto debido a los costos en utilización del combustible”, dijo.

Es entonces tarea indispensable de los agricultores estar atentos a los nuevos desarrollos, apoyarse en el soporte técnico e incorporar nuevas soluciones a sus cultivos. La mecanización  y la mano de obra calificada, así como el afinamiento de los equipos de campo y los localizados en la plantas extractoras, pueden marcar la diferencia entre el ser o no competitivos dentro de un mercado en el que nuestro país es uno de los  líderes.

Mejor no pueden rezar las palabras de Jose Ignacio Sanz Scovino, director ejecutivo de Cenipalma, quien advierte que en Colombia los agricultores tienen que “ponerle cariñito a la palma, que es la hermanita que le apareció al café”.

Hacer una correcta  agronomía

En Colombia el cultivo de palma está en una fase importante de su desarrollo, esto ha generado que el conocimiento que se debe tener sobre el manejo del ecosistema se haya convertido en un tema fundamental para los productores, pues hacer las cosas bien y desarrollar una buena agronomía, definitivamente es una buena decisión. Algunos estudios demuestran que la investigación en el cultivo de palma no solo trae beneficios en el manejo de plagas y enfermedades, sino también incrementos en producción y un mejor retorno de inversión, se estima que por cada peso invertido por los palmicultores reciben tres pesos adicionales.

Siembra

Durante la siembra se abren huecos en la tierra donde se pondrán las plantas de palma previamente cultivadas en viveros especializados. Hay que tener en cuenta aspectos como la capacidad de la maquinaria y las comodidades que ofrece a la hora del transporte.

Tractor 5065E

Para la siembra se recomienda utilizar tractores un poco más pequeños, de 70 a 100 caballos de fuerza, que no compacten los terrenos durante las labores de transporte de la palma del vivero al campo. Las referencias John Deere disponibles en el mercado son el tractor 5065E a $52 millones, el tractor 3038E a $39 millones y el Gator TH 6X4 Diesel a $34,8 millones.

Ahoyadores o “abre huecos”

Los ahoyadores o “abre huecos” que se instalan a un eje ubicado en la parte posterior de los tractores y que funcionan gracias a un sistema hidráulico que permite subirlos y bajarlos según la disposición del maquinista, tienen un precio en el mercado de $6 millones, considerando un tamaño promedio  de 18 pulgadas. 

Preparación

Algunas de las labores que se realizan en esta etapa son: el acondicionamiento de los suelos, trazado y construcción de drenajes y vialidad interna, trazado de plantación o demarcación de parcelas y establecimiento de cultivos de cobertura.

TRactor  7210J de la serie 7J

Para la preparación y adecuación de los terrenos se utilizan tractores de 120 a 180 caballos de fuerza que permitan un buen desempeño en áreas de difícil acceso. Los recomendados de la marca John Deere son la referencia 7210J, de la Serie 7J, cabinado, con un precio de $247 millones y el tractor 6125D, también cabinado con un precio al público de $115 millones.

Rastras, cinceles y encalador

Se pueden utilizar diferentes implementos según las necesidades y condiciones de cada terreno. Entre los más comunes se encuentran los rastres cuyo precio promedio está en $17 millones, cinceles a $9,6 millones, arados de cuatro discos a $6,5 millones, encalador de cuatro metros a $8,8 millones y las voleadoras de acero inoxidable, con 450 litros de capacidad, a $37 millones.

Mantenimiento

El mantenimiento es un ejercicio que en el cultivo de palma se debe realizar durante casi todas las etapas o fases y que está dividido en tres actividades básicas: el riego, la sanidad vegetal y la fertilización.

Ztrak 997 Diesel

Según recomendaciones de los expertos, en esta etapa también se pueden utilizar Gator y tractores de 70 a 100 caballos de fuerza, los mismos que se usaron en la etapa de siembra. El John Deere ZTrak 997 Diesel aparece como una buena opción para actividades de plateo con un costo al público de $39 millones más 16% de IVA por unidad.

Cuchillo malayo y carretas

La cosecha es considerada un problema debido a la altura que alcanzan las plantas. Un palín o un cuchillo malayo son las herramientas utilizadas para cortar el racimo mientras que para el transporte se utilizan “zorrillos” o carretas con sistematización hidráulica para volqueteo. Una de 3,5 toneladas puede estar costando $18,4 millones, aproximadamente.

Cosechas

En la palma, la cosecha se hace manual pero se utiliza maquinaria para el transporte del fruto del campo a los camiones que a su vez se dirigen a las plantas extractoras.

Gator TH 6X4 Diesel

Aunque en algunos cultivos todavía se hace el proceso de transporte de la cosecha a los camiones por medio de tracción animal, con búfalos, lo indicado sería utilizar tractores de 70 a 100 caballos de fuerza y Gator, cono el de la referencia TH 6X4 Diesel de la marca Jhon Deere.

Riego, fertilización y sanidad

Los implementos requeridos obedecen a las actividades de riego, fertilización y sanidad vegetal antes mencionadas. Lo ideal sería instalar sistemas de fertiriego, cuyo precio depende de la extensión de cada terreno, utilizar herramientas de aspersión y pulverización así como voleadoras o fertilizadoras de alta gama o factura.

La opinión

Adolfo Quitian 
Gerente de portafolio de Syngenta Latam Norte
“Aunque el cultivo de palma  tiene un gran potencial, los productores deben invertir en tecnología y soluciones integradas”. 
José Ignacio Sanz Scovino 
Director ejecutivo de Cenipalma
“Los agricultores tienen que ponerle cariñito a la palma, que es la hermanita que le apareció al café, y entenderla bajo nuestro contexto”.