.
ARCHIVO “Sin una inversión en investigación y la construcción de una comunidad científica no se podrá avanzar en patentes”
miércoles, 27 de noviembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ximena Ramírez - xramirez@larepublica.com.co

El exrector de la Universidad Nacional, Moisés Wasserman, se refirió al panorama de registro de patentes del país. El académico dijo que Colombia aún está rezagada en el volumen de solicitudes de registro de nuevos productos y esto se debe, principalmente, a la falta de inversión en ciencia y tecnología.

¿Cómo avanza Colombia en el tema de patentes?
Colombia sigue muy rezagada en el tema de patentes. Según el último informe del Observatorio de Ciencia y Tecnología el año 2011 se concedieron 30 patentes nacionales a residentes y 45 a no residentes. En el tratado de cooperación de patentes (internacional) se concedieron 3 a residentes colombianos y 551 a no residentes. Aunque no directamente comparable, pero al menos como indicativo, el Informe Mundial de la Ciencia de UNESCO (el último del 2010) reporta entre 2002 y 2007 para Brasil 2.363 patentes internacionales y para México 1.151. Eso muestra realmente una actividad muy baja en Colombia relativamente con otros países de Latinoamérica.

¿Por qué se desarrollan tan pocas patentes en este país?
Las patentes no surgen de la nada. Colombia lleva muchos años con una inversión en ciencia y tecnología por debajo de 0.2% del PIB. Los indicadores internacionales de los países desarrollados son de 15 a 20 veces mayores, sin contar además que sus PIB son también mayores. Sin una inversión en investigación y en la construcción y consolidación de una comunidad científica es difícil obtener resultados buenos. No hay milagros en este campo. Hay también otros factores como la muy baja inversión, y la baja confianza de la industria colombiana en la investigación propia.

¿Un mayor número de patentes es sinónimo de competitividad? ¿Qué piensa al respecto?
Un mayor número de patentes no es sinónimo de competitividad necesariamente. Pero, es un buen indicador. Se puede decir que hay una aceptable “coincidencia” entre nivel de inversión en ciencia y tecnología, el número de patentes producidas y el desarrollo de productos novedosos con alto contenido tecnológico.