.
ARCHIVO Servicios, la clave de Cundinamarca y Bogotá para exportar
sábado, 22 de junio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Desde que la región Bogotá-Cundinamarca le apostó a las flores, no ha podido crear un sector altamente exportador. Sin embargo, un as bajo la manga emerge al ser la ciudad que aporta el 26% del PIB nacional y al concentrar la mayor parte de mano de obra calificada: los servicios.

Un sector que además viene creciendo en todo el país con un amplio dinamismo. El último informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reveló que está creciendo a una tasa de 4,5% en el primer trimestre del año.

Y sobre todo en momentos en que la infraestructura no es un aliado del centro del país para la actividad comercial de bienes, a no ser que se transporten por avión, destacó Camilo Llinás, gerente de la seccional Bogotá-Cundinamarca de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi).

Para Llinás, hay grandes oportunidades para el BPO, videojuegos, software. Sin embargo, dijo, hay amplias expectativas por sectores de acuerdo con cada tratado de libre comercio.

Es el caso, por ejemplo, de Estados Unidos en donde se han encontrado grandes oportunidades para las flores que van a ser seguir siendo un rubro importante, alimentos también (café, frutos secos, especias) y productos vertientes de la agroindustria. También, dijo que “hay cierto espacio para confecciones especializadas (jeans, vestidos de baño, chalecos antibalas seguridad), cosméticos, industria editorial y en algunos casos en productos químicos”.

La vicepresidenta de fortalecimiento empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), María Isabel Agudelo, aseguró que evidentemente hay otros sectores con grandes oportunidades. “Se está haciendo especial énfasis en sectores de textil, confección, agrícola y agroindustrial, industrias culturales o creativas, calzado y marroquinería. Desde el año 2012 se sumaron las iniciativas de clusters para moda, turismo, software y tecnologías de la información, industrias creativas y de contenidos”.

De acuerdo con Manuel Riaño, director de Estudios Socioeconómicos y Regulatorios de la Secretaría de Desarrollo Económico de Bogotá, el enfoque de la capital no es por el lado del comercio exterior pues solamente corresponde al 6% del crecimiento total de la ciudad.

Aún así, las cifras que reposan en el Dane revelan que entre enero y abril la ciudad exportó US$1.018 millones, sin incluir al sector minero-energético, lo que representó un 11,9% del total, y una disminución del 3,8% con respecto a igual periodo del año pasado.

Para dar una cifra más redonda, Riaño señaló que en el año 2012, Bogotá exportó bienes al resto del mundo por un valor de US$3.748 millones, cifra levemente superior a la registrada en 2011 (US$3.742 millones).

Pero sin duda, en los últimos años, la apertura ha traído tratados muy importantes, que han afectado la industria local, afirmó Riaño. “La desaceleración guarda una relación directa con el estancamiento económico que registraron Estados Unidos y la Unión Europea durante 2012”. De hecho, explicó, el valor de las exportaciones bogotanas a estas regiones cayó durante el año pasado.

Las ventas hacia Europa pasaron de US$421,9, a US$284,7 millones entre 2011 y 2012 (-33%). Esta caída se explica principalmente por las menores exportaciones de flores, café y pigmentos para pinturas. Por su parte, las exportaciones hacia Estados Unidos, el principal socio comercial de la ciudad, cayeron 0,2% como consecuencia de las menores compras de café, rosas frescas y claveles.

El reto para los empresarios
La mayoría de los empresarios de la ciudad son pequeños, por lo que el reto es mayor a la luz de la competencia que llega de las preferencias arancelarias. La Secretaría ha establecido que hay 317.952 empresas de unipersonales a pequeñas, es decir, no más de 50 personas; medianas 2.563 (no más de 200 personas) y grandes a penas 665.

Agudelo afirmó que deben identificar los obstáculos de acceso al mercado internacional, con el fin trabajar en la manera de superarlos, “como, por ejemplo, en el cumplimiento de estándares internacionales, para que esa barrera se convierta en una oportunidad de diferenciación”.

Para Riaño hay que ponerle especial atención a sectores como autopartes, textil, confección y calzado que son los qué más se han visto afectados por la apertura y el contrabando, que llega de Asia.

Los principales retos, de los empresarios de la capital, afirmó, consisten en saber aprovechar las ventajas comparativas de la ciudad y las oportunidades de los TLC. Pero además, concluyó “Bogotá debe lograr convertirse en proveedor de servicios de alta productividad y de industrias de alto contenido tecnológico”, en un contexto de competencia internacional con mercados, más competitivos e innovadores.

“TLC de EE.UU. ha afectado a Bogotá”
De acuerdo con Riaño los efectos del TLC con Estados Unidos, en el que se compara el valor de lo exportado entre el 15 de mayo de 2012 y los últimos datos oficiales disponibles, que se encuentran a febrero de 2013, versus lo exportado diez meses atrás, arroja resultados negativos, por lo menos en cuanto a los sectores considerados clave para el comercio exterior de Bogotá. Para todos los que exportan volúmenes considerables se presentaron disminuciones en las exportaciones en las fechas arriba descritas. El sector agrícola presentó disminuciones en el valor de sus exportaciones. El único sector que presentó crecimientos fue el sector de preparación e hilatura de fibras textiles, sin embargo, el valor de la exportación es muy marginal.

Las opiniones

Camilo Llinás
Gte. seccional Bogotá-Cundinamarca de la Andi

“Si se quiere diversificar hay que encontrar nichos de alto valor agregado. En muchos casos tendrán que salirse de sus zonas de confort para innovar con investigación”.

María Isabel Agudelo
Vice presidenta de fortalecimiento empresarial-CCB

“Es necesario que los empresarios trabajen en temas asociativos que les permitan negociar en bloque con sus pares en otros países para mejorar sus resultados”.