jueves, 10 de julio de 2014
  • Agregue a sus temas de interés

El proyecto que aprobó el Congreso y avaló la Corte Constitucional, fue devuelto por el primer mandatario por razones de inconveniencia, ya que según explicó en su informe, la reelección genera desequilibrios en el sistema de frenos y contrapesos. 

“El Gobierno considera que, según el modelo constitucional de 1991, el sistema de frenos y contrapesos se articula desde la sucesión coordinada de los periodos de los servidores públicos”, señaló el documento, donde se argumenta que esa rotación armónica es la que fortalece la institucionalización, por lo que no resulta conveniente modificar los periodos de elección. 

El proyecto de ley que da vía libre a la reelección del auditor, modifica la sentencia que dicta que quien ocupe ese cargo puede aspirar nuevamente, pero “siempre que se entienda que no comprende el periodo inmediato”. Cuando se dio el debate algunos sectores alegaron que el periodo de dos años del cargo de Auditor no permite la consolidación de proyectos. 

“Las razones de inconveniencia que fundan estas objeciones no tienen que ver con la posibilidad jurídica de la reelección no inmediata, sino con la necesidad de articular esta previsión con las demás disposiciones del sistema constitucional que habilitan que un mismo funcionario ejerza su cargo durante periodos sucesivos, aunque sean interrumpidos”, señaló.