.
ARCHIVO Pyme en Colombia frente a los TLC
sábado, 30 de noviembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Julieta Mora

Hoy en día Colombia se enfrenta a un gran reto, los acuerdos de libre comercio y la competencia con países como China, pues llegan toneladas de productos que pueden generar crisis en el mercado nacional.

Uno de los principales problemas que se presenta al interior de este tipo de empresas es la limitada capacidad administrativa para lograr una vinculación con el exterior. Lo anterior supone un reto para que las compañías puedan tener información pertinente en cuanto a oportunidades comerciales.

Es necesario entablar políticas para internacionalizar las pyme como opción de competencia frente a los retos de la globalización. El profesor Oskar Villarreal (2005) define la internacionalización como “una estrategia de crecimiento por diversificación geográfica, a través de un proceso evolutivo y dinámico de largo plazo que afecta la cadena de valor y la estructura de la empresa, con un compromiso e implicaciones crecientes de sus recursos y capacidades con el entorno internacional y basado en un conocimiento aumentativo”.

Estas opciones de crecimiento son muy complejas pues las empresas aún no tienen la fuerza productiva para la negociación internacional, hace falta más apoyo del gobierno y de los sectores gremiales en el fomento de la industrialización y la eficacia de las empresas.

Incluso un control no solo en la producción sobre economías de escala eficiente, sino en la verificación de los salarios, incentivos tributarios y opciones de seguimiento para la inserción en el mercado internacional.

Según datos del Banco de la República, las exportaciones de Colombia ascendieron a junio de 2013 a US$29.237 millones y las importaciones a US$28.846, lo cual es un superávit comercial que podría ser mejor gracias a este tipo de compañías.

Se evidencia igualmente, según el Dane, que se incrementaron las exportaciones de combustibles, plantas vivas, café, té, frutos comestibles, calzado, y productos diversos de la industria química en especial a EE.UU., China y Europa.

Por el lado de las importaciones, aumentaron notablemente, según cifras de Legiscomex. Estas crecieron 7,2% con relación a 2010 y en los últimos tres años el aumento promedio anual fue de 18,8%.

Por lo tanto es necesario el apoyo y la mayor visibilidad de sectores y clusters empresariales como el de telas, cueros, frutas, flores, confitería y ampliar la oferta exportadora a otros sectores que pueden ser potenciales gracias a estas compañías, que por lo general afrontan problemas de sostenibilidad por los elevados costos de los insumos y el excesivo precio de los bienes terminados, lo que genera una ganancia casi nula.

Otra cosa que las pyme deben buscar es la asociatividad y buscar alternativas de crecimiento, incluyendo la opción de nuevos productos de innovación sobre los mismos. De igual forma, el Estado debe incentivar modelos de capacitación e incubadoras para todos los tamaños.

Hay que incrementar los proyectos de ciencia e innovación con fines de potencialidad productiva. Que bueno es ver productos colombianos de calidad en cualquier lugar del mundo, que nos enorgullezcan y generen en la economía ese diferencial que debemos tener para exaltar nuestra diversidad en los mercados internacionales.

La clave está en el emprendimiento y la asociatividad
La asociatividad y el emprendimiento son factores también clave del desarrollo e internacionalización de las pyme, incluyendo programas y procesos de generación de negocios. La motivación de los sectores para exportar debe ir acompañada de procesos de apoyo sobre la revisión de los precios de los insumos y la garantía de poder mejorar su infraestructura en función de economías de escala creciente y dinámica.