.
ARCHIVO Planes de viajes sin intermediarios: el objetivo de la macro rueda de la Alianza del Pacífico
miércoles, 27 de mayo de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

David "Chato" Romero - dromero@larepublica.com.co

Esto debido a que en el evento participan 160 agentes de viajes por país, 40 operadores de tour por país y 20 empresas de turismo emisivo (el que realizan los residentes de un país en el exterior) de China.

De acuerdo con Solange Fuster, subdirectora de Marketing del Servicio Nacional de Turismo de Chile, “el crecimiento de los países miembro de la Alianza del Pacífico hacia el turismo de Chile ha representado cerca de un 10%, en promedio, si se compara entre 2013 y 2014”.

Por su parte, Enrique Stellabatti, vicepresidente de ProColombia, manifestó que el reto de la Alianza del Pacífico es mejorar la conectividad de los destinos entre los países.

El vicepresidente de ProColombia también señaló en la instalación del evento que el sector turismo del país tendrá en el segundo semestre el reto de recibir a la Asamblea de General de la Organización Mundial de Turismo, que se llevará a cabo en Medellín.

De otro lado, Carlos Joaquín González, subsecretario de turismo de México, recordó que el turismo representa en la economía mexicana nueve puntos del Producto Interno Bruto (PIB), generando unos ingresos cercanos a los US$16.000 millones.

“Entre 2012 y 2014 se incrementó en un 59% los turistas que vienen de la Alianza del Pacífico, pasando de 300.000 a casi 600.000”, anotó.

El Mazatlán Internacional Center es el epicentro de las actividades que durante este martes y miércoles albergará más de 1.700 citas de negocios.

Las negociaciones del Acuerdo de la Alianza del Pacífico, son promovidas por las entidades de promoción de turismo de los cuatro países: Turismo Chile, ProColombia, Consejo de Promoción Turística de México (CPMT) y PromPerú.

El lunar de la macro rueda

Los controles migratorios de las autoridades mexicanas han sido la principal crítica de los asistentes al evento.

Los procesos se encuentran a cargo del Instituto Nacional de Migración. De hecho, LR fue testigo de los tres controles que han de surtir todos los viajeros en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México para ingresar al país.

El primero es el que se surte en cualquier terminal aérea  en donde los ciudadanos presentan el formulario de Declaración de Aduana. Paso seguido, el pasajero debe recoger su equipaje y estar listo a la ruleta del semáforo fiscal, que en el caso del vuelo procedente de Colombia, resultó ser de color rojo para la mayoría de pasajeros.

Vale destacar que cuando la luz roja del semáforo se enciende, la persona debe pasar a una revisión de equipaje y de declaración aduanera, mientras que la luz verde indica que el pasajero puede seguir sin revisión.

Según un funcionario de la aduana, que habló con LR y pidió no ser citado, los vuelos procedentes de Bogotá son calificados por las autoridades mexicanas de alto riesgo, por lo que el sistema de inspección puede tardar más tiempo.

Tras salir de los dos primeros controles, los viajeros se encuentra con un tercer filtro al momento de pasar nuevamente a las salas de espera de la terminal que atiende los vuelos locales.