.
ARCHIVO “No vinimos a negociar impunidades”, dijo jefe de las Farc en La Habana
viernes, 4 de abril de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colprensa

Al iniciar el ciclo número 23 de conversaciones de paz entre el Gobierno y las Farc en La Habana, Cuba, la delegación de la guerrilla aseguró: “no hemos venido a la mesa de La Habana a negociar impunidades”, y presentaron una propuesta escrita al Gobierno sobre el tema.

El jefe negociador de la guerrilla, Luciano Marín Arango, alias ‘Iván Márquez’, aseguró que dicha propuesta pretende que “las víctimas, las partes contendientes y la opinión, queden plenamente satisfechas con un acuerdo que saque del infierno de la guerra”.

En este sentido, y luego de recibir una negativa más por parte del Gobierno, las Farc vuelven a insistir en la necesidad urgente de conformar una ‘Comisión de la Verdad’ que establezca la realidad de los hechos del conflicto, como condición para discutir el quinto punto de la agenda que habla sobre las víctimas.

Las Farc aclaran que la comisión de la verdad que proponen “no es la misma del gobierno para después de la firma de un eventual acuerdo de paz”, con la cual se manifestaron de acuerdo. “Compartimos que deberá tener su propio período y duración”, dijo el jefe guerrillero.

Según ‘Márquez’, “esta es una comisión de esclarecimiento que jugará un papel fundamental sobre el establecimiento de responsabilidades de los hechos de violencia que derivaron en seis décadas o más de conflicto armado”.

De acuerdo con la declaración de Márquez “sin este insumo, la discusión del Punto 5, referido a víctimas, será una discusión en el aire, un ejercicio estéril que no conducirá a ninguna parte”, por lo que dejan constancia pública “de esta desatendida alerta temprana”.

Sin embargo, aunque afirman que esta comisión sería más rápida y corta que la Comisión de la Verdad que se establecería luego de la firma de un acuerdo de paz, plantean que, para esta comisión de esclarecimiento se inicie el estudio desde “la Ley 200 de 1936, frente a la cual surgió una reacción que desató la violencia terrateniente y partidista, hasta nuestros días”.