.
ARCHIVO Con el dólar a $2.100, productores de café, flores y banano viven la bonanza en sus exportaciones
sábado, 8 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

Un ‘boom’ de mejores ingresos viven por estos días los productores de café, flores y banano, sectores con una actividad principalmente exportadora, por cuenta de un dólar que no registraba niveles por encima de los $2.100 desde 2009.

En ello coinciden voceros de gremios y empresarios de estos sectores consultados por LR, que aunque mantienen la expectativa de si se trata de una tendencia a largo plazo o no, celebran un entorno macroeconómico que hoy les sonríe por donde se mire.

Tal es el caso del café, un auténtico jugador internacional cuya mayor producción (90%) es comprada por países en los cinco continentes y que al cierre del viernes reportó un precio interno de $723.875 por carga de 125 kilos de pergamino seco según la Federación Nacional de Cafeteros (FNC).

Carlos Ignacio Rojas, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Café de Colombia (Asoexport), resalta que por el hecho de que el precio interno se calcula con base al cierre del producto en la bolsa de Nueva York y la tasa de cambio, sí hay un incremento en los ingresos de los productores.

Sin embargo, la bonanza solo es para ese eslabón de la cadena dado que el sector no se estructura como una economía vertical, pues a los exportadores también se les incrementa el precio del grano por la fórmula explicada.

Por su parte, Alejandro Corrales, delegado del Comité Nacional de Cafeteros de la FNC por Risaralda, explica que el efecto es inmediato porque las compras de café se liquidan ese mismo día. También aclara que la devaluación favorece enormemente a todo el sector exportador.

Otra ventaja proviene del hecho de que 60% de los costos de esta actividad corresponden a mano de obra intensiva, una proporción que se replica en los demás subsectores.

Manuel Julián Dávila, presidente del Grupo Daabon, la mayor exportadora de banano orgánico, indica que este cultivo es “uno de los más sensibles a al tasa de cambio” y argumenta que la situación actual contribuye al ingreso bananero debido a que los mayores gastos corresponden a mano de obra y ésta se paga en pesos.

Frente a la recuperación, el directivo se muestra positivo y cree que si estas cifras se mantienen en los próximos meses su empresa podría reportan 10% más de ingresos.

Lo anterior se complementa con el comportamiento a la baja de los agroinsumos en el mercado internacional, los únicos productos que este renglón de la economía importa.

Augusto Solano, presidente de la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores), indica que para los floricultores el efecto se siente sobre los reintegros que se están cobrando de las ventas que se hicieron hace dos meses y asegura que el buen balance dependerá de qué tanto permanezca el precio del dólar en el largo plazo.

La directora de la Cámara de Procultivos de la Andi, María Helena Latorre, calcula que el próximo año se verá reflejado en el país la caída de los precios en productos como fertilizantes y destaca que el control del Gobierno ha hecho lo propio con los plaguicidas, que hoy se adquieren 40% por debajo del valor.

Si se considera que el fortalecimiento de la moneda estadounidense ha debilitado el valor de commodities como el petróleo, se entiende por qué la urea, que es un derivado de este hidrocarburo empleado para la fabricación de fertilizantes, se comercializa al interior del país a un precio 9% inferior aún cuando por efecto de la tasa de cambio debería estar por encima.

La devaluación además hace a los productores más competitivos en el mercado internacional y disminuye la importación de alimentos que compiten de frente con la cosecha nacional, tal como lo argumenta el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía.

“El valor del dólar afecta a todos los productos del sector agropecuario en su conjunto, lo que genera mayores ingresos y mejora la rentabilidad”, concluyó.

Con menos dólares en el mercado
La devaluación del peso frente al dólar se explica desde la desaceleración de las economías europea y china y el fortalecimiento del mercado estadounidense. “Los inversionistas que tenían capital en las bolsas de commodities se refugiaron en la moneda norteamericana e invirtieron en bonos del tesoro”, dice Carlos Alberto González, gerente Comercial de la FNC. Al final hay una reducción en la cantidad de dólares que ingresan al país, también porque todas las ventas se convertirán de inmediato a pesos para pagar obligaciones y quedar con mayores ganancias.

Las Opiniones

Carlos Alberto González
Gerente Comercial de Fedecafé

“Un mayor precio de compra beneficia al productor puesla mayoría de los costos de exportación también sepagan en pesos”.

Augusto Solano
Presidente de Asocolflores

“Esta no es nuestra época de mayores ventas, habría sido buenísimo que ese precio del dólar se reportara despuésde San Valentín”.