.
ARCHIVO Antioquia, donde más se consume cerdo
martes, 23 de abril de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Andrés Emilio Vargas - anvargas@larepublica.com.co

Poco a poco los criadores de cerdos han ganado terreno en el mercado colombiano. De tener un consumo per cápita inferior a 3,5 kilos por año, en 2012 llegaron a 6 kilos. No obstante, en Antioquia esta cifra llega a 20 kilos por año. Los procesos en desarrollo genético, así como las mejoras en sanidad animal, ofrecen un panorama económico alentador.

De acuerdo con Carlos Maya, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Porcicultores, “estas medidas se han visto representadas en todo los indicadores productivos, reproductivos y de calidad”. Así por ejemplo, en 2014 se darían las primeras exportaciones a mercados como China y la Unión Europea. Solo resta que a finales de este año, Colombia erradique por completo la peste porcina. 
 
No obstante, los productores enfrentan cinco grandes dificultades: 
 
1. El contrabando en las fronteras con Venezuela y Ecuador. No hay control estricto por parte de las autoridades. A eso se suman las importaciones ilegales que proviene de Estados Unidos, Chile y Canadá.
 
2. Acabar con el sacrificio clandestino de porcinos. Aún hay varios particulares que realizan esta actividad, exponiendo la salud de los consumidores.
 
3. Precariedad en la información estadística debido a la no realización de un censo agropecuario hace más de 40 años.
 
4. La precariedad de las herramientas técnicas del ICA y el Invima que no permite que cumplan a acabalidad con su función de autoridad sanitaria, lo que afecta la calidad en la producción.
 
5. En algunas regiones laprecariedad de las vías terciarias complica el transporte de la carne. Esto genera sobrecostos.
 
Ante esta situación, el director ejecutivo de la ANP, Augusto  Osorno Gil, indicó que “la industria porcícola se está consolidando pero aún necesita más ayuda del gobierno”. 
 
Así se invierten losrecursos del FNP
 
La Federación Nacional de Porcicultores cuenta con $31.000 millones, que distribuye en ocho pilares estratégicos de la cadena de valor: promoción del consumo de carne de cerdo, fortalecimiento estatus sanitario y de producción sostenible, gestión empresarial y cadena cárnica porcícola, aseguramiento de la calidad, investigación y desarrollo, e inteligencia de mercados.