Analistas

Mercado de capitales y construcción

El  mercado financiero de nuestro país esta conformado fundamentalmente por la cartera bancaria, los bonos en circulación y la capitalización accionaria. Mercado que venía rezagado y tiene gran oportunidad para crecer. El sector bancario se viene fortaleciendo y su cartera presenta buen comportamiento. Hay estabilidad financiera. La emisión de bonos y de acciones es altamente restringida.

En los 90, nuestro mercado financiero representaba el 60% del Producto Interno Bruto, al final de la década pasada aumentó al 80% del PIB; crecimiento destacado, no obstante no alcanza cifras de importancia comparadas internacionalmente. Para América Latina, la profundidad de los mercados financieros en promedio era de 125% del PIB y para los países desarrollados ya superaba el 300% del PIB.

Para acelerar la senda de crecimiento del mercado financiero colombiano es necesario desarrollar el mercado de capitales, el que puede ser fuente complementaria para crecer las empresas, financiar el desarrollo, especialmente sectores líderes como la minería, la infraestructura y el sector inmobiliario.

La actividad de la construcción, tanto de infraestructura como de edificaciones, requiere profundizar en las fuentes de recursos para  su necesario crecimiento. En relación a la cartera hipotecaria, la crisis económica, de la banca y de gobernabilidad de final de la década de los 90, redujo enormemente su participación porcentual en la cartera total de las instituciones financieras.

Una forma para crecer el mercado de capitales es que la infraestructura se financie durante la construcción con crédito comercial bancario y cuando termine la obra y se generen ingresos, su flujo de caja se coloque en dicho mercado. Igual con la titularización de la cartera hipotecaria que es un extraordinario ejemplo de tal procedimiento. En las edificaciones para renta, la fase de construcción se puede financiar con crédito constructor, luego la deuda adquirida puede ser colocada en el mercado de capitales una vez las unidades se encuentren arrendadas.

El mercado de renta fija esta marcado por los TES, que corresponden a deuda pública. Invertir en TES direcciona el ahorro para cubrir déficit del gobierno, para financiar su gasto y no para inversión productiva. Además,  el sector financiero financia al  Estado para obras públicas, cuando podría financiar directamente la infraestructura, como se analizó anteriormente.

El ahorro de los colombianos también ha crecido, parte del mismo se encuentra en los Fondos de Pensiones y de Cesantías. Los Fondos de Pensiones Obligatorios tienen hoy más de 10 millones de afiliados y  administran $96 billones. Su avance es descomunal. Ahorro que representa el 17% del PIB. Recursos que deben transferirse al sector real para apoyar el crecimiento económico y el empleo. El ahorro debe transformarse en inversión de largo plazo.

Para terminar, quisiera expresar otra fuente de crecimiento del mercado de capitales, correspondiente a los Fondos de Capital Privado, que requieren autorización de la Superintendencia Financiera y los recursos así aportados por sus inversionistas, son administrados por instituciones vigiladas por el Estado, como las fiduciarias. Están concebidos como alternativa de financiamiento tendientes a adquirir activos o derechos de contenido económico, en proyectos productivos.

Nuestro retraso en infraestructura, especialmente en infraestructura vial, y el déficit habitacional que se sigue acrecentando, amerita que el sector de la construcción, encuentre nuevas fuentes de financiación, especialmente en el mercado de capitales.