Analistas

Sector turismo: ¿cómo luce Colombia frente a sus pares?

GUARDAR

Las dificultades macroeconómicas que afloraron con la destorcida minero-energética (2014-2018) han puesto de manifiesto los desafíos exportadores a los que se enfrenta Colombia y buena parte de la región. El principal desafío es superar el llamado “Costo Colombia” (sobrecostos laborales, energéticos, tributarios y de transporte), para así poder aprovechar a plenitud los TLCs (principalmente con Estados Unidos y Europa) que ya cobijan cerca del 70% de nuestra canasta comercial (ver Comentario Económico del Día 28 de septiembre de 2017).

Se ha venido hablando del sector turismo como una supuesta “tabla salvadora” para encontrar allí recursos que permitan cerrar los faltantes de US$25.000 millones que nos ha dejado esa destorcida minero-energética. Sin embargo, este es un sector que, como veremos, tiene un desarrollo muy precario, tanto en su volumen de visitantes (si bien se ha duplicado en los últimos años) como en los réditos que este le deja al país.

Según el Banco Mundial, la región recibió ingresos de turismo por valor de US$96.000 millones en 2017. Dado que el PIB-real de Colombia representa un 7% del PIB-regional, cabría esperar entonces que Colombia hubiera recibido por turismo en dicho año la suma de al menos US$6.800. Y, sin embargo, el valor registrado fue tan solo del US$5.835 millones (-13% por debajo de lo esperado), dejando claro que el sector turismo tiene un desempeño sub-par frente al de sus pares regionales.

Revisemos algunos datos claves sobre el desempeño del sector turismo en Colombia. Durante la última década, el número de visitantes se ha elevado de 2,4 a 5,8 millones, creciendo a un ritmo del 13,2% anual. Sin embargo, al netear dichas cifras de los colombianos residentes en el exterior y de los inmigrantes venezolanos, se tiene que en realidad la cifra de “turistas propiamente dichos” tan solo habría pasado de 1,2 a 3,2 millones, arrojando un crecimiento de 14,8% anual.

De forma similar, los ingresos en balanza de pagos por concepto de turismo tan solo se han elevado del 1,2% del PIB al 2,1% del PIB durante la última década, ratificando un poco la idea de que se trata de un “turismo mochilero” que poco valor agregado le deja al país (ver Comentario Económico del Día 31 de enero de 2018).

Más aún, cuando se comparan las cifras de visitantes y de reintegros por turismo la verdad es que Colombia continúa bastante rezagada. Por más pasión que se le quiera poner a las cifras, estas nos muestran un pobre desempeño frente a nuestros pares regionales, aunque ha habido progresos innegables. Por ejemplo, el gráfico adjunto revela que mientras México muestra reintegros por turismo de poco más del 7% del PIB y Perú y Chile entre 3% y 4% del PIB, Colombia tan solo muestra un 2,1% del PIB.

Nótese cómo esta cifra de reintegros por turismo está correlacionada con la llamada razón de Visitantes/Población. Por ejemplo, ese índice es relativamente alto en México y en Chile (cercano al 30%), pero es bajo en Perú (solo 12%) y muy bajo en Colombia (6%). Y ni hablar de lo que ocurre en materia de turismo en los mercados maduros de España y Francia, donde se tienen índices de visitantes que superan el 100% de su población y reintegros por 4% – 6% del PIB (siendo economías muy grandes).

No es entonces gratuito que, en el Índice de Competitividad en Turismo del FEM, Colombia figure en el puesto 62 entre 136 países en materia de competitividad turística. Esta posición relativa nos deja bastante atrás respecto de México (22), Chile (48) o Perú (51). Veamos algo de lo que ocurre en estos países.

México: Ofrece una combinación de turismo arqueológico, colonial y de descanso. A pesar de sus problemas de seguridad, se ha posicionado como atractivo para turistas del hemisferio norte que buscan clima cálido en temporadas invernales. Recibe reintegros por al menos US$20.000 millones/año, equivalentes al 7,1% del PIB.

Chile: Ofrece diversidad de climas y paisajes, en un ambiente de alta seguridad y de excelente dotación de infraestructura. Su índice de visitantes del 31% es tan alto como el de México. Sin embargo, su posición geográfica no le favorece para captar turistas fuera de la región. Actualmente su turismo proviene de países “vecinos” como Argentina y Brasil.

Perú: Muestra el mayor crecimiento, al ofrecer turismo arqueológico, ecológico y gastronómico, fruto de su exitosa estrategia comercial y tras haber superado problemas de seguridad. Sin embargo, su índice de visitantes del 12% tiene aún mucho espacio para crecer, al igual que en Colombia, donde todavía padecemos problemas de seguridad y una pobre infraestructura.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés