Analistas

Metas de pobreza, indigencia y desigualdad: ¿Cómo va Colombia?

En el mes de mayo, el gobierno anunció las cifras de pobreza, indigencia y desigualdad para el año 2011. Dado que la lectura de pobreza absoluta registró un 34.1% bajo la nueva metodología, podría pensarse entonces que el gobierno “anticipó” el cumplimiento de la meta del 38% fijada para 2014, según el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 (PND) y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Sin embargo, ni el DNP ni el Min-Trabajo han sido diligentes en este frente para salir a aclarar que en realidad dicha meta del 38% se había fijado con base en la metodología antigua y que, por lo tanto, las nuevas metas deben medirse bajo los nuevos criterios de la metodología adoptada recientemente.

Como es sabido, la diferencia entre la nueva y la antigua metodología en materia de medición de pobreza absoluta fue de 5.8pps para 2011. Anif ha estimado que la disminución de los requerimientos calóricos redujo la pobreza 2pps y la inclusión de subsidios en 3.7pps. De otra parte, se sabe que la eliminación de ajustes por cuentas nacionales tendió a aumentar el cálculo de pobreza, generando una mayor presión metodológica sobre las bajas que representan los cambios en calorías y el cómputo de los subsidios.

Tan es así, que desde agosto de 2011 el DANE-MESEP ajustó la meta de pobreza del PND del 38% al 32.1% para 2014 (bajo la nueva metodología). De esta manera, llegar a cumplir la nueva meta implicaría lograr una reducción de mínimo 8.2pps durante 2009-2014, reduciéndola del 40.3% a dicho 32.1%. De dicha meta ya se ha cumplido un 76% en materia de pobreza absoluta, falta por cumplir un 24% que luce factible durante 2012-2014.

Sorpresivamente, en el caso de la indigencia y la desigualdad, las metas del PND no fueron modificadas, aunque los cambios metodológicos cambiarán sus resultados. En efecto, Anif ha mencionado que las diferencias metodológicas pudieron haber reducido hasta en 2pps la medición de la indigencia durante  2011. Las cifras oficiales reportaron un nivel de indigencia del 10.6% en 2011, con lo cual se estaría logrando ya el 78.3% de la meta, establecida en 9.5% para 2014 (sin que se haya alterado su meta, pero sí su metodología). Según nuestros cálculos, el cumplimiento de la meta habría sido no del 78.3% sino del 54.5% de estarse modificando en paralelo la meta de indigencia para 2014. Respecto a la meta de equidad, esta se mantiene en 0.54 en la medición del GINI para 2014. Según la cifra oficial, a 2011 ya se habría logrado un 51.4% de la reducción requerida, pero sólo sería del 21.6% si se hicieran los ajustes paralelos del caso.

En síntesis, si bien los resultados en materia de pobreza e indigencia fueron satisfactorios en 2011, más no así los de equidad, se requiere más pedagogía de parte del DANE-MESEP-DNP para explicar las implicaciones de los cambios metodológicos adoptados recientemente. En materia de pobreza absoluta, se requieren todavía reducciones anuales de 1.7pps para lograr la meta del 32.1% (metodología nueva) o el 38% (metodología antigua) para el 2014. La pobreza extrema podría también alcanzar su meta del 9.5% si ésta se reduce a ritmos de 0.8pps por año. Donde las metas no lucen bien y donde ni la metodología ni las políticas están ayudando mucho es en materia de equidad. Los resultados en este último frente no lucen nada esperanzadores, especialmente si la Administración Santos decide meter al “congelador” sus reformas tributarias, pensionales y labores, tras el bochornoso impasse del colapso de la reforma a la justicia. En vez de un error estructural, Colombia habría acumulado cuatro durante 2010-2014.