Analistas

Sobre tributación y gasto público

GUARDAR

El Gobierno nacional en cabeza de su ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, ha concentrado la atención de la opinión pública nacional alrededor de dos temas fundamentales: la tributación y el gasto público.

En su excelente exposición la semana pasada en el seno de la Convención Bancaria en Cartagena argumentó de manera muy convincente que en Colombia el reto principal actual es recuperar el crecimiento económico de largo plazo y la generación de empleo de calidad; que el plan de reactivación económica que ha planteado la administración Duque debe empezar por consolidar la estabilidad fiscal con reformas tanto del lado de los ingresos como en gastos; que el componente tributario debe incluir mejoras importantes en el diseño del impuesto de renta y del IVA y que se debe mitigar la regresividad del IVA con devoluciones a los hogares más vulnerables.

En el área propiamente de los ingresos tributarios, el ministro resaltó que las empresas formales aportan sus utilidades en grado que va más allá de lo razonable a la tributación, en tanto que la tarifa efectiva que pagan las personas naturales de ingresos altos es muy inferior a la observada internacionalmente, al tiempo que el régimen de IVA tiene exenciones que son regresivas y que merman en grado sustancial el recaudo. En cuanto a los temas asociados con el gasto público señaló que para que los subsidios contribuyan a la equidad hay que focalizarlos mucho mejor; que es necesario emprender una nueva reforma pensional sobre lo cual parece existir un amplio consenso y que en otras áreas como las de las sentencias judiciales representan una deuda costosa que se debe solucionar.

Todo ello para concluir que debe lograse una mayor armonía en la asignación de las diversas fuentes de recursos públicos y que, como telón de fondo, debe tenerse como criterio fundamental que la regla fiscal es inmodificable; que la coyuntura fiscal colombiana es muy débil en 2018 y 2019 y que el Plan de Reactivación del Gobierno garantizará la convergencia de la situación fiscal con un cumplimento estricto de la regla fiscal y la estabilización de la deuda pública.

De lo expresado por el ministro se colige que el gran reto en el frente fiscal es la adopción de una reforma tributaria que debería comprender un alivio en el impuesto a la renta de sociedades y empresas; la ampliación de la base tributaria de personas naturales y del IVA estableciendo devoluciones a los más pobres y la lucha contra la evasión. Desde el ámbito de la economía política, en el Congreso el reto será armonizar las propuestas del ministro Carrasquilla con las del ex vicepresidente Vargas Lleras.

En cuanto al gasto, como lo planteó la Comisión del Gasto Público, debe aprobarse una nueva reforma pensional que resulte en mayor cobertura, equidad y sostenibilidad financiera del sistema; emprender una reforma presupuestal que unifique en una sola entidad los diversos presupuestos; introduzca el presupuesto por programas, y otorgue más flexibilidad a la asignación de los recursos, revisando las rentas de destinación específica, los subsidios y exenciones tributarias y solucionarse el financiamiento de faltantes para educación y salud.

Asimismo, resulta esencial dar un estricto cumplimiento de la regla fiscal y evaluar la conveniencia de establecer un Consejo Fiscal Consultivo independiente que opine públicamente sobre las iniciativas de gasto público.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés