Analistas

Perspectivas de los países emergentes

GUARDAR

El Fondo Monetario Internacional hizo pública su revisión del crecimiento económico mundial. Señala que mientras el crecimiento de los países más avanzados se revisa al alza, el de los países emergentes lo hace a la baja. La tasa de crecimiento económico de los países avanzados se espera que se incremente de 1,8% registrado en 2014 a 2,1% en 2015 y a 2,4% en 2016. Sobre los Estados Unidos comenta que el rezago observado en el primer trimestre del año fue de carácter temporal. 

Más aun, argumenta que los factores de impulso de la economía norteamericana, tales como la aceleración del consumo y la inversión permanecen intactos. Este optimismo sobre el futuro de la economía de los Estados Unidos se ve reforzado con las opiniones de la Reserva Federal en su Libro Beige que destacan un crecimiento moderado en los meses de mayo y junio. Respecto a la zona Euro, el FMI contempla que el proceso de recuperación prosigue su marcha y que el crecimiento es robusto, no obstante la crisis de Grecia, cuyo programa de ajuste convenido con las autoridades europeas que, dicho sea de paso, incluye privatizaciones y reformas estructurales en los campos de las pensiones y tributarias fue aprobado en estos días por el Parlamento de ese país.

De otro lado, el Fondo estima que la tasa de crecimiento de los países emergentes y en desarrollo se reducirá de 4,6% registrado en 2014 a un 4,2% en 2015.  Atribuye la desaceleración de los países emergentes al debilitamiento de los precios de los productos básicos de exportación, el rebalanceo de la China, las condiciones financieras internacionales y de acceso a los recursos externos más apretados particularmente para los países con altos déficits en cuenta corriente y a los factores geopolíticos. Para 2016 contempla una mayor actividad en los países emergentes y estima que el crecimiento será de 4,7%. Tal recuperación, de acuerdo al Fondo Monetario, se originará principalmente en el mejoramiento de las condiciones económicas de Rusia, y de algunos países del Oriente Medio y del Norte del África. 

Para el conjunto de América Latina, el FMI estima que la tasa anual de crecimiento en el año en curso apenas será de 0,4% y de 1,7% en 2016. De hecho, se revisa hacia la baja la tasa de crecimiento de nuestro país para 2015 y la coloca en 3,0%, frente a 3,4% en las proyecciones anteriores. Destaca que en estos países existe poco espacio para emprender políticas de estímulo a la demanda mediante la política monetaria y sugiere la importancia de emprender reformas fiscales y una priorización del gasto público. Para los exportadores de petróleo como Colombia resalta la importancia de ajustar hacia abajo el gasto público en función de los menores ingresos del gobierno resultantes de la menor actividad petrolera. También indica que los países de la región continuarán viéndose afectados adversamente por los bajos precios de los productos básicos de exportación y en el futuro por la política monetaria de los Estados Unidos. 

En estas circunstancias, no debe resultar sorprendente, por lo tanto, que el Gobierno haya decido efectuar recortes significativos al proyecto de presupuesto nacional para 2016 que se presentará al Congreso de la República el próximo 20 de julio. Desafortunadamente, los recortes recaerán principalmente sobre la inversión pública y no sobre los gastos corrientes del estado lo cuál habría sido más deseable.
 

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés