Analistas

El presupuesto general de la nación

El Presupuesto General de la Nación PGN para 2018, fue aprobado hace algunos días en las sesiones plenarias del Congreso de la República después de un intenso debate. El monto del presupuesto alcanza $235,6 billones y, de acuerdo con el Ministro de Hacienda, es 1% superior al de 2017 y destina a la inversión publica un monto de $40 billones. En términos de asignación de recursos, la educación y la defensa nacional son los sectores que estarán recibiendo el mayor volumen de recursos. Desde el punto de vista económico, quizás, el principal aspecto que fue resaltado por el Ministro es el hecho que en razón a que los ingresos del Gobierno registraron una baja por la caída de los precios del petróleo, y aunque la regla fiscal permitió un incremento transitorio en el déficit fiscal para 2018 este no deberá sobrepasar 3,1% del PIB lo que exige cierta mayor austeridad en el crecimiento del gasto público.

Dos aspectos principales de reflexión surgen al considerar el presupuesto aprobado para 2018. El primero es que este es un presupuesto sometido por la Administración saliente de Juan Manuel Santos y que durante el segundo semestre de 2018 va a ser ejecutado por el nuevo Gobierno, sin que las prioridades de gasto reflejen las establecidas por el nuevo gobierno y por el nuevo Congreso de la República.

Esta situación sumada al muy pequeño aumento anual previsto en el gasto del Gobierno Nacional para e 2018 seguramente redundará en problemas de falta de financiamiento para el gobierno venidero y en quejas sobre la escasez de recursos y en advertencia sobre la necesidad inminente de adoptar una nueva reforma tributaria para incrementar los recursos de la nación. El hecho que se tenga que adoptar una nueva reforma tributaria al inicio de cada nueva administración ha sido una regla en la historia fiscal reciente de Colombia y entidades como Fedesarrollo ya han llamado la atención sobre esto.

El segundo tema tiene que ver con la necesidad y conveniencia de aprovechar el inicio de la nueva administración para adelantar las reformas al sistema presupuestal colombiano en línea con las recomendaciones que provengan de la Comisión de Expertos sobre Gasto Público y que serán publicadas a finales de 2017. En los borradores que se vienen analizando por parte de esta se están estudiando temas como la fragmentación del proceso presupuestal, ya que el presupuesto nacional se maneja de manera independiente por parte de la Dirección Nacional de Presupuesto en lo hace a los gastos de funcionamiento, en tanto, que el presupuesto de inversión está a cargo del Departamento Nacional de Planeación.

Además el presupuesto del sistema nacional de regalías se aprueba separadamente. Otros temas de reforma surgen de la inflexibilidad en la asignación de los recursos presupuestales a causa de las rentas de destinación específica, los problemas presupuestales que surgen por decisiones de las cortes, los poderes relativos en materia de gasto público entre el ejecutivo y el congreso, la existencia de mecanismos extra presupuestales de asignación de recursos, los temas relativos a los presupuestos de los entes territoriales y todo lo relacionado con la priorización en la ejecución de recursos del presupuesto. En fin, la reforma del gasto público aparece como prioridad para el próximo gobierno.