.
Analistas 17/01/2021

La nueva ola...

Para Colombia se pronostica un crecimiento alrededor de 4% en 2021, y ya iniciamos el año con las buenas noticias del aumento en el precio del petróleo (el cual constituye 60% de nuestras exportaciones) derivado de la estabilización de las economías de los países desarrollados y próximamente será aún mejor por el impacto del mayor consumo en los Estados Unidos gracias al cheque de $2.000 dólares, para cada familia, que está por aprobar en pocos días por el gobierno Biden.

Los ingresos recibidos de la venta de hidrocarburos se traducen en un alivio para el Gobierno colombiano al poder seguir acompañando y fortaleciendo los programas para la población vulnerable y empobrecida por la pandemia; así como a los empresarios para que puedan mantener los empleos y salarios de calidad mientras se retoma el rumbo de nuestra economía. La salud, focalizada en prevención, seguirá siendo la prioridad de todos y esos recursos serán claves para poder tener más celeridad y contundencia contra ese enemigo más allá de la vacuna.

Tampoco podemos olvidar los compromisos adquiridos frente al país que queremos más allá de esta emergencia y son los referidos a nuestro aporte al mejoramiento y mitigación del cambio climático y que significan decisiones, acciones e importantes recursos para evitar la deforestación, mejorar los indicadores de contaminación de aire, agua y tierra que en el mediano plazo se reflejan también en salud, la economía y en la sostenibilidad del país y del planeta.

La pregunta para el ciudadano es cuándo y cómo podemos subirnos a la nueva ola de oportunidades y la respuesta es ¡YA! Estamos en el momento de hacer los ajustes en nuestros negocios, inversiones, búsqueda de oportunidades, clientes y trabajo sabiendo que no estamos en un cohete si no en un velero que depende de muchos factores externos, que requiere de actitud, experiencia y capacidad inmediata de maniobra.

Pensando que la vacunación es un hecho, que el Gobierno sabe lo importante que es continuar el apoyo a las empresas para generar empleo formal, que el dólar está a la baja, que hay talento disponible, locales comerciales a buenos precios, que la construcción de vivienda social e infraestructura son los sectores estrella, que el turismo, la hotelería y la recreación se está empezando a reactivar, que los asuntos relacionados con la salud, el ambiente y el cuidado del agua y los bosques están en la agenda nacional y global, que la minería responsable, el gas y petróleo se necesitan urgentemente y están al alza y que la producción de energías limpias y las economías circulares están buscando emprendedores y, para terminar, que la academia está presta para hacer coequipera de iniciativas transformadoras, busquemos con ánimo nuestra vocación o nuestra oportunidad.