Analistas

Carta de Santa al Niño Dios

GUARDAR

Ramiro Santa

Todos sabemos que lo importante se aprende de niño, y es así como muchos aprendimos a reflexionar, a hacer autocrítica y a tener fe haciendo nuestra carta al Niño Dios.

Los ingredientes eran papel, lápiz y colores para ilustrar algunas solicitudes complejas, donde valía la asesoría de hermanos mayores, primos o amigos y las recomendaciones de padres y abuelos que insistían en algunos regalos que no estaban en el portafolio de los deseos; como ropa o libros. En cuanto a la actitud, era humilde y de mucha discusión e introspección sobre los pecados o faltas que podían restar valor a la solicitud; pero con mucha devoción y gran propósito de enmienda estábamos seguros que podíamos empatar y pedir.

El formato de la carta tradicionalmente tenía cuatro partes: la primera, la del saludo protocolario y cariñoso; la segunda, el balance del año, en el que se resaltaba lo bueno y se confesaban los pecadillos con la justificación y la promesa de enmienda; la tercera, y más importante, era la solicitud escrita, a veces ayudada con alguna ilustración para que no cometiera errores y si fuera del caso con la referencia de la persona o lugar que tenía un artículo. Si aún no se sabía escribir, la mamá o hermanos recibían el dictado y podían ayudar en el dibujo, pero el costo del “secretariado” era grande, pues ellos ponían alguna interpretación o interés propio. La última parte era la despedida con amor, gran esperanza y fe.

Hoy día mi carta sería así:

Querido Niño Dios:
Espero que estés bien. De mi parte te cuento que este año nuevamente me porté bien con quienes quiero y su circulo de influencia, compartiendo con ellos y agradeciendo también todo lo que me han enseñado, dado y aportado. Mi aporte a la sociedad sigue a través de la Universidad Minuto de Dios y Monterrey (México) e instituciones con las que trabajo. También he dado buen ejemplo y perdonando a las personas que han fallado, pues seguro no les enseñaron en su casa algunas normas básicas de respeto, honradez, lealtad, dignidad, o en otros casos, simple urbanidad o educación. Pero también tengo mis faltas, como son la poca paciencia, tolerancia y priorización, así como la imprudencia; todo lo anterior corregible con la ayuda de los regaños y críticas infalibles de mis hijos.

Para este año, los regalos que espero son:
1. Escucha y voluntad de entendimiento para toda familia, amigos, colegas, etc. para que puedan comprender que todos queremos el mismo país para nosotros y nuestros hijos, y que la discusión no debe ser el qué o quién, sino el cómo.

2. Buena energía y recursos a todos quienes están ayudando a los más necesitados, incluyendo la diáspora de venezolanos que están huyendo de la tragedia humanitaria y violatoria de Derechos Humanos más grande que hoy existe en el mundo.

3. Coraje y equipo probo y experimentado para que el Presidente, los jueces y los congresistas honrados puedan gobernar haciendo los cambios necesarios para acabar con la corrupción, promover el empleo y empresa con oportunidades iguales para educación y trabajo.

4. Ecuanimidad y rigor para que los medios, periodistas y generadores de opinión publiquen noticias importantes de forma ética y profesional y haciendo la cultura de las noticias positivas, revelando los grandes esfuerzos de los colombianos ejemplares que están construyendo el país.

5. Inteligencia y honradez a los políticos para que entiendan la oportunidad que perdieron de representar al pueblo por estar desprestigiándose, culpándose, haciendo trapisondas, cambalaches e incendiando el país y acciones para hacer un Congreso nuevo con solo un representante por departamento.

6. Creatividad y crecimiento gigante para los emprendedores y empresarios de la micro, mediana y gran empresa, mineros y petroleros para que sigan generando empleo y recursos para el Estado para financiar una mejor educación, salud, seguridad y pensiones.

7. Salud y tranquilidad; bienestar y riqueza; amor, esperanza y fe para todos…

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés