Analistas

¿Cómo emprender sin perder?

GUARDAR

Hemos oído decir que el 90% de los emprendimientos fracasan en los dos primeros años. Según las cifras de la Cámara de Comercio de Bogotá, en su informe del observatorio #24, “en 2014 en Bogotá se crearon y matricularon 74.412 nuevas empresas, 19% más que en el 2013”. Eso querría decir que el 90% de estas nuevas empresas podrían no continuar con la labor para la cual fueron creadas. De allí la pregunta, ¿por qué fracasan los emprendimientos?, ¿qué es lo que los emprendedores no tuvieron en cuenta o desconocen? 

Después de varias charlas con emprendedores y expertos en el tema, comparto con mis lectores algunas hipótesis y recomendaciones para ser tenidas en cuenta cuando quieran emprender. ¿Cómo emprender sin perder?

A primera vista, cualquier persona pensaría que las nuevas empresas fracasan por falta de actitud, vocación y disciplina de sus gestores, lo cual podría influir en un porcentaje importante en el éxito de su idea. Empero el tema radica más en la falta de conocimiento de los mercados, de los clientes, del plan del negocio, entre otros, es decir, sería un tema de educación al emprendedor. 

Sucede a menudo que alguien tiene una excelente idea, o eso es lo que él cree, y que con ella se volverá multimillonario. Acto seguido, con la mera idea del negocio -que lo hará millonario-, se lanza al mundo a buscar oficina con secretaria, quien obviamente debe tener acceso a internet, teléfono celular y gasta millones en gastos administrativos, sin siquiera haber recibido los ingresos del primer mes. Siguiente paso, registra su empresa, con un nombre que cree será innovador y de fácil recordación, y se va a registrarlo a la Cámara de Comercio. No contaba, sin embargo, con los gastos que hacer dicho registro implica: costos del mismo, como retención en la fuente, impuestos  de ICA, CREE, Renta, todo lo cual toma entre 30% o 40% de los ingresos. 

A los tres meses ya registra un gasto administrativo de oficia, impuestos y nómina, con el cual nunca contó mientras acariciaba su idea multimillonaria. Un año después se liquida la empresa porque resulta que no había a quien venderle el maravilloso producto. Algunos otros emprendedores creen que para iniciar un negocio se necesitan mínimo $50 millones, cifra que oigo a menudo como si fuera un estándar de éxito. Y resulta que no muchos pasan del primer año, con o sin esa cifra. 

Algunas recomendaciones antes de llegar al punto de no retorno de su gran idea. Primero, antes de pensar en el dinero, es necesario pensar y testear (probar) la idea. Para tener una muy buena idea de negocio es necesario tener miles de ideas antes, e ir probando cada una de ellas en el mercado, así la idea sea solamente eso: una “idea”. Existen mecanismos como los Landing Page (Página de aterrizaje) en los que puedes impulsar un producto o servicio a través de un portal, banner o anuncio en web o portal de internet. Con este mecanismo es fácil observar cuántas personas comprarían este producto o servicio efectivamente, si llegará a materializarse la idea, con lo cual se ahorrarían los gastos de mercadeo de un servicio o producto que no tendría clientes potenciales. Segundo, no es necesario que tengas al inicio gastos administrativos de oficina o de secretaria. Todos sabemos que el networking es vital para los negocios, y que éste pude llevarse a cabo en un café, restaurante o en su propia casa. Existen también lugares en donde se pueden alquilar por una o más horas una oficina sin correr con gastos administrativos. Tercero, no se necesitan necesariamente $50 millones para iniciar el negocio. Varios emprendimientos que han sido un éxito han partido tan solo con lo necesario para invitar a un café de Juan Valdez, y han logrado maximizar sus ideas. Cuarto, hay que tomar enserio la idea y creer en sí mismo, lo cual quiere decir que se debe hacer el plan de negocio y sacar tiempo para llevarlo a la realidad. 

Así que, invirtámosle a la educación para emprender.
 

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés