Analistas

¿Cómo construir una paz sostenible?

La Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) elaboró la primera encuesta empresarial realizada sobre construcción de paz, en la que participaron 1.328 empresas. Se destacó que 53% de las empresas encuestadas estarían dispuestas a participar en un proceso de reintegración, pero también que 86% de ellas no conoce éste proceso. 

En el Foro realizado para el lanzamiento de dicha encuesta, Sergio Jaramillo manifestó la necesidad de contar con una mayor participación del sector empresarial en el proceso de reintegración, a la vez que deben las empresas tener una visión amplia del proceso, y se deben crear nuevos modelos de convivencia en el territorio. 

El tema es cómo hacerlo. ¿Cómo lograr que las empresas se interesen en hacer parte del proceso de reintegración? ¿Cómo hacer que se interesen en la construcción de paz? Y no solo ello, sino ¿cómo lograr que la paz no se convierta en un tema de moda o coyuntura sino que sea sostenible en el tiempo?  

En diversas ocasiones las empresas no participan en los procesos de construcción de paz, no porque no crean en la paz, sino porque existe falta de información, percepciones de la participación o implicaciones erróneas o fragmentadas, o no conocen los beneficios, o no saben cómo participar. Tampoco conocen si se encuentran en condiciones aptas para construir paz.  

Teniendo en cuenta que la sostenibilidad según la Aiso es el diseño de estrategias que se traduzcan en hábitos de consumo y de producción ambientalmente amigables, socialmente responsables y económicamente rentables e incluyentes, la Construcción de Paz Sostenible conllevaría el establecer un diseño de estrategias internas que se conviertan en hábitos de relacionamiento social y económicamente responsable, rentables e incluyentes, entre las empresas, el Estado, y grupos de interés (incluyendo a los excombatientes).   

Bajo este mapa, construir paz de forma sostenible supone dos retos principales, uno a cargo del Estado y otro a cargo de las empresas. El Estado, por su parte, debe diseñar una estrategia clara y efectiva, para dar la información suficiente a las empresas; conocer a fondo qué tipos de empresas hoy quieren participar en el proceso y están en condiciones para hacerlo; y colaborar con ellas en realizar la transformación interna que sea necesaria para el logro de la estrategia. Muchas veces ocurre que la empresa quiere participar, pero no sabe cómo ni conoce si está preparada internamente para ello, por ejemplo no sabe si su estructura interna es adecuada para recibir a un reinsertado en sus cadenas de valor.  

Así, la empresa debe realizar un diagnóstico interno para conocer si su cultura organizacional se encuentra preparada para construir paz; conocer cómo se solucionan en la actualidad los conflictos a nivel interno; y si el ambiente y percepciones internas son adecuadas para recibir a un excombatiente o no. 

Debido a que hoy la mayoría de las empresas tiene un enfoque de negocio determinado y no alineado con la construcción de paz, se recomienda a las empresas desarrollar su diagnóstico de debida diligencia interna en la materia para facilitar, en su momento, una reinserción. A continuación, y con la colaboración del Estado, desarrollar la estrategia y plan de acción debido para lograr estar en condiciones internas óptimas y alineadas con la construcción de paz sostenible, es decir, que los cambios y transformaciones perduren en el tiempo.