Analistas

El auge de las máquinas: está pasando

Lamentablemente, la mayoría de los escritores se mostraron demasiados retraídos o graves para cumplir lo pedido; escribieron cosas bla bla bla sobre las décadas venideras. Pero me dediqué a la tarea con una pequeña nota intitulada “White Collars Turn Blue” (léala aquí: nyti.ms/1z7nouT). Como sugería el título, un tema del ensayo era la oposición a la noción de que el avance de la tecnología resultaría en una demanda siempre creciente de trabajadores altamente calificados.

Sostuve que las computadoras se apoderarían de muchas de las tareas cognitivas que nos resultan difíciles, pero que los seres humanos seguirían siendo buscados para puestos que requieren sentido común, incluyendo muchas formas de trabajo manual. O como lo describió un amigo en ese entonces, mi tesis era que siempre necesitaremos mucamas y jardineros.

Y está sucediendo.

Pasé por alto un documento de investigación de 2013 de los economistas Paul Beaudry, David A. Green y Benjamin M. Sand cuando circuló por primera vez, pero es exactamente acertado en esta cuestión: “Sostenemos que aproximadamente en el año 2000, la demanda calificada (o, más específicamente, de tareas cognitivas a menudo asociadas con habilidades altamente educacionales) se revirtió”, escriben los autores. “Muchos investigadores han documentado un fuerte incremento en la demanda de habilidades en las décadas anteriores al 2000. En esta investigación, documentamos una caída en esa demanda en los años que han pasado desde el 2000, incluso mientras la oferta de trabajadores con mucha educación sigue creciendo. Llegamos a demostrar que, en respuesta a esta reversión en la demanda, los trabajadores altamente calificados han bajado peldaños en la jerarquía ocupacional y han empezado a encargarse de trabajos tradicionalmente realizados por trabajadores poco calificados” (el documento puede leerse aquí: nber.org/papers/w18901).

Lo obvio de estos descubrimientos es que la creencia de que la desigualdad en el ingreso solo tiene que ver (y puede arreglarse) con la educación es aún más errada de lo que usted pensaba.