.
Analistas 29/04/2021

Es la seguridad, no el covid

Manfred Grautoff
Consultor de seguridad nacional

La seguridad ciudadana es el principal problema del país. Así lo indicó el 42% de los ciudadanos encuestados, de acuerdo al estudio del Centro Nacional de Consultoría, que marca el punto de partida de la campaña electoral por la Presidencia de la República.

Esta investigación demoscópica, permite desagregar el tema de la inseguridad según el rango de edad. Por lo tanto, la población entre 18 a 25 años la consideran como su principal preocupación, con 41%; mientras que en aquellos ciudadanos de 26 a 40 años, esta cifra es de 44%; así mismo, entre 41 a 55 años registran un 47%. Este comportamiento se da, porque para los jóvenes la inseguridad es un tema menos sensible, ya que a menor edad la sensación de peligro es más baja. Pero a medida que aumenta la edad, la inseguridad es un problema más grave; porque la experiencia enseña, que esta puede tocarnos o afectar nuestro entorno.

Igualmente, y de acuerdo a la tendencia ideológica, la inseguridad también es el principal problema. Así, para la población que se identifica como de centro izquierda o progresista, este tema es el punto focal que alcanza 46%; mientras que para los encuestados que poseen ideología de centro derecha o conservadora, la inseguridad es un inconveniente que llega a 42%. Esto quiere decir, que estereotipos que muestran a los ciudadanos de izquierda como indolentes frente a la inseguridad, solo refleja una mala caricatura de la realidad, porque la evidencia muestra un panorama diferente.

Tal vez, estos ciudadanos son más críticos con las acciones de las autoridades para controlar el crimen, y con justificada razón. Realidad que debería llevar a los líderes de izquierda a entrar en sintonía con la agenda de seguridad, porque sus seguidores así lo exigen.

También, las ciudades con mayores reclamos de seguridad son Barranquilla, donde 59% de sus habitantes consideran que es la prioridad. Esta ciudad, vio como los homicidios se incrementaron en 19 muertes violentas adicionales en 2020, mientras que su tasa de hurtos es la más alta del país con 411 por 100.000 habitantes. Al igual que Bogotá, donde 53% de los ciudadanos considera que la inseguridad es el principal problema, a pesar que los homicidios se redujeron en 25 muertes menos en 2020, pero posee la segunda tasa de hurtos más alta del país, con 402 por 100.000 habitantes. Por su parte, en Medellín, 33% de sus habitantes lo considera así, lo que es resultado, de la impresionante cifra de 220 homicidios menos en 2020 con relación a 2019, mientras que su tasa de hurtos es de 299 por 100.000 habitantes.

Este estudio es un llamado de atención para el Gobierno, que se comprometió con una agenda enfocada en la seguridad. Si bien ha realizado esfuerzos en contra de los grupos armados y los mercados criminales, aun no responde al reto de fortalecer la seguridad, a pesar de haber elaborado una de las mejores políticas de seguridad ciudadana. Por lo que la soledad del director de la Policía Nacional para colocarla en práctica es latente. Así mismo, los líderes políticos de cualquier parte del espectro ideológico, deben asumir esta problemática como su eje para estar a la altura que exigen los ciudadanos, sean estos de derecha o izquierda.