.
Analistas 30/10/2021

Homenaje a la memoria de mi padre

Luis Guillermo Echeverry
Abogado y Economista agrícola de Cornell University

En este amanecer sabanero, en la tierra que él labró y sembró con tanto amor, clarea el alba y relinchan airosas las yeguas, braman las terneras y corre una potra recién nacida como si algo muy extraño rondara el aire frío y se ocultara una mirada en la neblina que con el saludo del sol forma el rocío mañanero.
No era una madrugada cualquiera, en mi sentir y en mi corazón un torrencial de tristeza y alegría, un campanazo me llama y me dice el alma que me esperan en el prado de la mayoría donde él pidió que lo dejaran por el resto de los tiempos, y como era costumbre en su presencia, dar el debido relato de todo lo acontecido en esta madrugada.

Hace hoy justo cuatro años que nos dejó, pero sigue vivo en esa voz interna que nos manda y nos anima a emprender cada día y cada lucha con pasión por lo que amamos. Cumplí con la llamada, le di cuanta de los oficios, de alegrías y tristezas, de decepciones y de efímeros triunfos en batallas que en su honor aún se libran con el sentido de hacer lo que es correcto y de acudir al indefenso.

Regresé a la casa y me atropello la vista y luego el corazón un libro suyo: “La industria. De los tiempos del proteccionismo a los de la apertura”. Entonces, lo tomé en mis manos y escribí en la primera hoja, una nota que no será leída, y luego leí el prologo escrito en 1991 por el Dr. Carlos Lleras Restrepo, expresidente de la República, un sentido y recuento que hoy cobra actualidad y que me siento obligado a compartir con sus amigos aún presentes y con muchos que hoy se atreven a leer mis ocurrencias.

De manera que en este día especial hago homenaje a la memoria de mi padre transcribiendo apartes de la forma como el Dr. Lleras entendió y apreció, justo en un momento de desorientación patrio, la obra de mi padre en favor de nuestra sociedad.

“Fabio Echeverri Correa.”
“Como su padre Luis Guillermo, uno de los mejores amigos que he tenido en la vida, Fabio Echeverri Correa se ha ocupado de los problemas de la industria nacional sin perder de vista el conjunto de nuestra evolución económica ni los criterios de justicia social que deben encausarla.”….“También como su padre, la ha hablado con franqueza al país, a quienes nos gobiernan y los industriales que repetidas veces le han reiterado su confianza y han acogido sus planteamientos.”….

“Fabio Echeverri toma muy en cuenta las experiencias que ha vivido el país.”….
“Todos los escritos que componen el libro de Fabio Echeverri, estén inspirados por un vivo patriotismo que se sobrepone a los intereses gremiales y busca que estos se armonicen con los de la nación.”….

“Lo que da un gran valor a esos escritos, tan lúcidos y constructivos, es su identificación con los superiores intereses del país. No se podrá dejar de considerarlo al tomar decisiones respecto de la “apertura” que algunos creen posible adoptar a ciegas.”….

“No menos importantes que las consideraciones de Fabio Echeverri sobre la política comercial, resultan las que ha hecho en elocuentes discursos y brillantes escritos sobre la cooperación entre el sector público y el sector privado. Defiende, como no puede menos hacerlo, la libertad crítica como inherente al sistema democrático y expresa con acierto cuál debe ser la conducta de los partidos que deben exponer su posición sobre los problemas nacionales para que la opinión tome decisiones con pleno conocimiento de la posición que tengan en relación con ellos los representantes que le demanden su respaldo político. No es eso lo que podemos ver hoy, y lo que al respecto ha predicado Fabio Echeverri corresponde, en mi entender, a la necesidad de que los programas y las acciones de los partidos se relacionen más íntimamente con las grandes cuestiones del desarrollo económico y social.”….

“Es una fortuna para el país el poder recibir los frutos de una larga experiencia presentados con tanta claridad y tan oportunamente. Estas páginas son, a la vez, lecciones de economía, de buena prosa y auténtico patriotismo.”