Analistas

Colombia, otro comodín de Trump

GUARDAR

Luis Fernando Vargas-Alzate

Ahora que se intensifica la carrera electoral por la presidencia en los Estados Unidos de América (2020), empiezan a darse los pronunciamientos del candidato presidente en dicho país, incluso, a costa de la verdad misma, como acostumbra. Muchas serán las víctimas de las diversas campañas, pero desde ya se constata que Colombia se convertirá en uno de los comodines para que Trump lance, cada que se le antoje, sus frases polémicas y demás postulados, en contra de un país que ha insistido en ser su aliado más importante en América del Sur, pero que pocas veces ha sido entendido así por las administraciones de Washington.

Desde agosto pasado, cuando el Comité Nacional del Partido Demócrata despojó del poder a los súper-delegados -quienes incidían directamente en la elección presidencial-, puede decirse que empezó la carrera hacia la Casa Blanca. Este año tiene por delante grandes eventos que conducirán a que los demócratas decidan quién será el contrincante final que enfrentará a Trump en tal competencia (destacando las candidaturas de Joe Biden y Bernie Sanders, entre muchos). Y mientras tanto, los aliados y rivales, los socios y detractores, tendrán que padecer las consecuencias de lo que implica la campaña presidencial en el país del Tío Sam.

Desde ahora Colombia y México (en realidad, México lo ha padecido por años) empiezan a sentir las afectaciones de un candidato presidente al que solo le importa quedar bien ante los medios y opinión pública en general; incluso, expresando asuntos que van en contravía de la realidad. Así aconteció recientemente cuando, en una intervención algo improvisada, Trump se refirió al desmedido aumento de la producción cocalera en Colombia y la consecuente exportación a su país; acusando al país -por ende, al presidente Duque-, de haberse convertido en un actor poco colaborador con el problema internacional de las drogas. Sin embargo, los últimos reportes del Departamento de Estado sobre la materia precisan que las cifras más recientes son las de 2017. ¿Cómo puede, entonces, Trump referirse a cifras que ni siquiera su gabinete conoce? Era momento de lanzar una frase que ofreciera réditos y por alguna razón apareció la oportunidad ante la pregunta de la prensa.

Así mismo ha venido sucediendo con el tema de la frontera con México. Además de lo trillado sobre su insistencia con un muro que no va a solucionar nada, ahora ha salido a señalar que podría, incluso, cerrar la frontera de manera parcial o definitiva, si el gobierno mexicano no se activa a controlar el flujo de migrantes irregulares, con todo lo que ello conlleva. Cualquier estudiante de mitad de carrera sabe que muchas cosas son posibles, y hasta fáciles de ejecutar en las relaciones internacionales de los Estados Unidos, pero cerrar la frontera más dinámica de América es simplemente una locura.

A mediados de la semana pasada el mandatario estadounidense arremetió de nuevo contra Colombia, acusando al país (a su gobierno) de “actuar deliberadamente” para auspiciar el envío de pandilleros y criminales que, en asocio con los que “envían otros países centroamericanos”, están arribando a territorio norteamericano para afectar a su sociedad. Y de manera bien particular, hizo alusión a que los migrantes mexicanos, por el contrario, se han convertido en “trabajadores de la agricultura” que ingresan, aportan y regresan a su país de origen sin inconvenientes.

Este nivel de incoherencia expuesto por Trump en sus reiteradas alocuciones está demostrando que lo realmente importante para él es, otra vez, agradar de cualquier manera a los electores que lo llevaron al poder en 2016. Infortunadamente para Colombia, le corresponde ahora a su gobierno convertirse en otro de los comodines que usa el magnate para sus acciones de campaña y tratar de manejarlo desde los canales diplomáticos hasta donde le sea posible. Serán dos años de exabruptos que van a causar grandes molestias.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés