Analistas

Elevando la calidad del mercado

GUARDAR

Los mercados, y en particular los mercados de valores, se nutren de la información que proveen sus partícipes. Entre más detallada y oportuna sea esta información, mejores serán las herramientas con que cuentan las personas y los inversionistas institucionales para tomar decisiones de inversión. En este sentido, la eficiencia de los mercados depende en buena medida de la calidad y oportunidad de la información disponible, y la tendencia mundial, agudizada por la crisis financiera, es hacia mayor exigencia en la revelación de información.

En Colombia, la expedición de la Ley 964 de 2005 marcó un hito al introducir el Sistema Integral de Información del Mercado de Valores (Simev). El Simev, y el estándar de “información relevante”, obligan (y a la vez facilitan) a los emisores de valores divulgar, en forma veraz, clara, suficiente y oportuna, toda situación que un experto prudente y diligente hubiera tenido en cuenta al comprar, vender o conservar los valores del emisor o al momento de ejercer los derechos políticos inherentes a tales valores.  Esta obligación es, sin duda, exigente y apropiada.

Sin embargo, la internacionalización del mercado de valores colombiano conlleva no solo el cumplimiento de la normatividad colombiana sino, adicionalmente, la adaptación a estándares y mejores prácticas. Por ello es que, para las compañías a las que les interesa mejorar la liquidez de su acción y diversificar su base de inversionistas,  resulta insuficiente reportar resultados operativos y financieros una vez al año y únicamente con ocasión de la asamblea general de accionistas.  También resulta insuficiente publicar información en una página web si esa información es de difícil acceso, o si le falta una traducción fiel al inglés, idioma con el que se interactúa con el público inversionista internacional.

Conscientes de esta realidad, en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) nos propusimos impulsar estándares más altos de revelación de información y de relación con inversionistas.  Estos estándares, que son de cumplimiento voluntario y que se complementan armoniosamente con la normatividad aplicable en Colombia, exigen a los emisores que los adopten, entre otros deberes: reportar información trimestral consolidada; publicar simultáneamente, en castellano y en inglés, la información relevante; y contar con un directivo de la compañía dedicado a la relación con inversionistas.

El resultado de este trabajo se materializó hace unos días. Veintinueve de las más importantes empresas inscritas en la BVC adoptaron voluntariamente estos nuevos estándares, y por esta razón fueron exaltadas con el Reconocimiento IR (Investor Relations), una marca otorgada por la BVC que, en adelante, podrá ser utilizada por estas organizaciones para certificar que han adoptado mejores prácticas en esta materia. También lanzamos el índice bursátil COLIR, un indicador que medirá el comportamiento de los precios de estas acciones.

Para una compañía inscrita en bolsa, la función efectiva de relación con inversionistas debe propender hacia la valoración justa de los valores emitidos. En Colombia podemos afirmar hoy que veintinueve de nuestras compañías están bien encaminadas en el cumplimiento de este objetivo, que ayudará a ubicarlas junto a los emisores de talla mundial que lideran esta buena práctica empresarial.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés