Analistas

Sigan inventando

GUARDAR

Jorge Hernán Peláez

Las tendencias del comercio electrónico y la economía digital mundial se centran principalmente en cuatro compañías grandes del mercado: Amazon, Apple, Facebook y Google. El sector se ha modificado tanto en tan poco tiempo que todavía recordamos que el rey era Microsoft, y hace algunos años uno de los líderes era IBM. Esta semana, Apple lanzó un servicio llamado Apple Tv + junto a un streaming de noticias. Apple quiere competir simultáneamente con Netflix y a los operadores de televisión por suscripción. Facebook (que sigue cayendo en credibilidad) acaba de perder la exclusividad de las transmisiones de partidos de la Copa Libertadores que tenía los jueves en América Latina por deficiencias en la calidad de transmisión. Google sigue intentando digerir la reciente multa de la Unión Europea por 1.494 millones de euros por “abusar de su posición dominante” en el mercado publicitario online durante diez años. Todos estos bruscos movimientos del mercado se seguirán sintiendo semana tras semana.

En Colombia, ayer se llevó a cabo el Summit de Amazon sobre sector público en donde se presentaron interesantes conferencias y sesiones de la nueva tecnología a la que nos veremos enfrentados próximamente. Se habló de protección de datos, internet de las cosas, informática en la nube, seguridad, contratos listos para la nube y un concepto novedoso para muchos: los lagos de datos. El arquitecto Mauricio Muñoz, explicó los detalles de la cultura de la innovación de Amazon para impulsar el éxito del cliente.

Aunque no es una de las cuatro compañías gigantes, Oracle también lanzó ayer su laboratorio de innovación, llamado I-lab que busca desarrollar proyectos de impacto social con problemas indefinidos y en donde la solución involucra varias disciplinas con participación de múltiples actores. La idea surgió inicialmente de los empleados en Brasil y Colombia, como una simple lluvia de ideas. Ahora es toda una línea de oportunidades para startups y pequeños emprendedores que necesitan apalancamiento. Hay propuestas tan diversas como el manejo de las noticias falsas hasta aplicaciones que facilitan la vida para personas que usan sillas de ruedas. En las empresas que no son de tecnología directamente ya está pasando, por ejemplo, el Banco de Bogotá creó un área de innovación digital, en una oficina aparte, para desarrollar los productos financieros del futuro.

En los próximos años, algunas industrias cambiarán radicalmente su funcionamiento por la llegada de la disrupción digital. No es casualidad que para La República el empresario del año haya sido de Rappi. Por muchas décadas, las grandes corporaciones que dominaron el mundo fueron lideradas por ingenieros industriales, economistas y administradores de empresas. Pensamientos todos muy parecidos dentro de los negocios. Ahora se observa que la tendencia mundial es la de incluir en los equipos de trabajo otros perfiles con otras miradas. Hoy se están reclutando físicos, músicos, sicólogos, antropólogos, matemáticos, biólogos, escritores, actores, artistas, historiadores y educadores. Estas miradas “fuera de la caja” a veces logran otros puntos de vista y nuevas formas de hacer negocios, algo que justamente necesitan los mercados. En resumen, veremos muchos nuevos laboratorios como los aquí descritos, con miles de productos y servicios que se quedan en el borrador, pero el sólo proceso de pensamiento ya es ganancia para los usuarios finales. Sigan inventando. Por ahí es el camino.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés