Analistas

Pinchazo en la subasta

GUARDAR

Jorge Hernán Peláez

El martes pasado, después de las 4:00 p.m., el proceso de subasta de espectro de 700 Mhz sufrió un duro pinchazo que forzó al MinTIC a publicar en cuestión de minutos una resolución modificando el cronograma oficial. Se amplió el plazo de recepción de solicitudes de interesados hasta el próximo martes 12 de noviembre. Solamente llegó la documentación de Claro y, por las reglas de la subasta, el proceso necesita mínimo dos participantes. Los topes de espectro definidos por regulación hacen que la subasta necesite tener dos o más, no tanto por la puja, sino porque hay competidores que están cerca de los topes que no tienen mucho espacio para comprar. Hay otros que necesitan mucho espectro de bandas bajas, pero no enviaron sobres. Hace falta también que se les garantice a los oferentes que la nueva Ley de Financiamiento no cambia la estructura de IVA descontable de capital, pues, si esto no queda en firme, hace inviable cualquier inversión.

En un texto anterior había advertido del clamor por reglas claras de parte de varios interesados. El inesperado resultado del martes, con un sobre solitario, trae varios mensajes entre líneas. El primer mensaje es que Claro abiertamente tiene lista toda la documentación para participar, hizo algunas observaciones puntuales durante el proceso, tiene el recurso económico para pujar y espera la primera ronda. El caso curioso es Avantel con un mensaje mezclado. Tienen interés, de hecho, es una de sus únicas cartas para sobrevivir en este duro mercado de las telecomunicaciones y cada vez es más fuerte el rumor de que hay otra compañía internacional detrás que está lista a invertir si Avantel adquiere espectro. En entrevista reciente con LR el presidente, Ignacio Román, dijo que le gustaba la subasta y que estaban listos. Algo pasó en el camino y no llegaron.

El caso de Tigo es de cierto nivel de detalle. En comentarios han solicitado insistentemente el precio y, de hecho, Millicom como accionista principal, le envió al presidente Iván Duque una carta dura, pidiendo mayor información para elaborar el plan de negocios. La junta de UNE, el otro accionista, no autorizó al presidente de Tigo, Marcelo Cataldo, a enviar el sobre el martes. El caso de Telefónica es similar al de Tigo con su accionista mayoritario también pidiendo al Gobierno mayor nivel de información, detalles del mecanismo de subasta y solicitudes regulatorias que la ministra Constain contestó, no van a ser usadas dentro del mecanismo de puja. Las dos compañías no enviaron sobres.

MinTIC contestó cada uno de los cuestionamientos en audiencias públicas y por escrito, textos que se encuentran en el micrositio del proceso. La ministra no ha ahorrado esfuerzos en dar cada respuesta de manera técnica y con explicaciones jurídicas, económicas y con alta dosis de racionalidad. El viceministro, Iván Mantilla, que ha trabajado duro en el proceso, ha explicado en audiencias y en medios de comunicación lo que a mi juicio son reglas generosas y realistas para la coyuntura actual. Les permiten a los operadores el pago a cuotas, con un horizonte de licenciamiento del espectro a 20 años, tiempo que se logró también gracias a la insistencia de la ministra en su Ley de Modernización TIC. Ojalá el pinchazo se resuelva el próximo martes, de lo contrario, queda declarar desierto. Reiniciar es barajar las cartas demasiado duro en un país que necesita conectarse al 100%. La ministra Constain tiene el puente festivo para cambiar la llanta.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés