Analistas

Adopción de Conjunto

GUARDAR

La votación de la Corte Constitucional sobre la posibilidad de adopción de parejas de un mismo sexo, estuvo antecedida por un álgido debate. Ahora en manos exclusivamente de un conjuez, la decisión no será fácil de implementar para el Icbf quien debe reglamentar los procedimientos si es que se aprueba la medida. 

Debido a mi formación matemática me gusta analizar los problemas con elementos básicos de la madre de las ciencias. Existe un concepto básico de la teoría de conjuntos. Un par de elementos X y Y hacen parte de un conjunto A porque tienen propiedades similares. Cada elemento pertenece al conjunto lo que permite hacer operaciones entre ellos. Los propios conjuntos pueden ser a su vez elementos de otros conjuntos más complejos. Esto nos lleva a reflexionar sobre el debate de la adopción, si consideramos a la comunidad LGBTI como conjunto. 

Un clásico error matemático es creer que los elementos de un conjunto son semejantes cuando en realidad no lo son. En su momento las minorías de diferentes tendencias sexuales buscaron unirse para obtener derechos y protestar por la discriminación. En el “conjunto” para ciertos debates, los elementos se podrían asimilar como iguales. Por ejemplo, para el caso de derechos jurídicos en las sucesiones, es irrelevante que los elementos sean exactamente iguales o no. Pero para las adopciones la cosa es bien diferente. Dentro del “conjunto” LGBTI no es lo mismo una pareja de mujeres homosexuales a una pareja de transexuales o de hombres homosexuales. En el caso de bisexuales algunos son parejas estables heterosexuales con amoríos con personas del mismo sexo de manera clandestina. Cada tipo de pareja del conjunto LGBTI tiene una connotación diferente para ser padres o madres y criar. 

La Corte Constitucional el año pasado le dio la adopción a una pareja estable de mujeres homosexuales, donde una de las dos era la madre biológica de la niña adoptada. No estoy seguro si le hubiera dado la adopción a una pareja de hombres homosexuales, así uno de los dos fuera el padre biológico. Tampoco creo que le hubieran dado la adopción a una pareja de transexuales. No se si sea bueno o malo, pero no se requiere mucho tiempo para encontrar elementos diferenciales cuando la pareja incluye dos mujeres a los otros tipos de parejas LGBTI. Las diferencias son de variables exclusivamente femeninas que los hombres no tenemos y que considero son importantes para criar un hijo. 

Miles de niños en el mundo se crían sin un papá, las estadísticas de madres solteras abundan. Esos niños merecerían que su mamá tuviera una pareja estable. También pienso que las parejas del mismo sexo deben tener todos los derechos de una sociedad. En estos terrenos los opositores a la adopción defienden el complicado concepto de “familia”, definición que se ha venido modificado con el paso del tiempo y la transformación de nuestras sociedades. 

Recientemente pude entrevistar a Down Stefanowicz una mujer canadiense que fue adoptada por una pareja de hombres homosexuales (audio). Escribió después de muchos años un libro en donde describe su sórdida niñez y perturbadora adolescencia. Convivió, sin entender muchas veces, con la promiscuidad permanente de los hombres que la adoptaron. Siempre buscó una mujer con quien compartir el día a día y sus problemas. Estamos de acuerdo que muchos en la vida se han criado sin mamá por diversas circunstancias. Ella plantea que todo niño merece, si es adoptado, tener una figura materna. También hay historias contrarias, algunas se encuentran publicadas en www.gayswithkids.com 

Finalmente si uno observa el fenómeno desde el punto de vista económico, y elimina las variables religiosas y emocionales, hay miles de niños sin hogar. Si son adoptados cambiará su futuro para siempre, y se resuelve parcialmente un problema social. Cualquier economista diría que permitir abiertamente este nuevo tipo de adopciones afecta positivamente el bienestar económico. El conjuez debe tener en cuenta todos estos elementos para su análisis. Ojalá salga una decisión racional.

Ñapa: No vaya a ser que por vencimiento de términos expire el juicio a Samuel Moreno. El abogado de Moreno ya hecho todo porque así sea.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés