.
Analistas 07/04/2021

Megatendencias en la Industria 4.0

Hernán David Pérez
Managing Director

Hace 10 años, en abril de 2011, con motivo de la Feria de Hannover, el semanario alemán de tecnología y negocios VDI Nachrichten publicó una entrevista con Wolfgang Wahlster (fundador de Dfki, Centro de Investigación Alemán en Inteligencia Artificial), Henning Kagermann (ex CEO de SAP y presidente de Acatech - Academia Alemana de Ciencias e Ingenierías) y Wolf-Dieter Lukas (Ministerio de Educación e Investigación de Alemania), en la que divulgaron el advenimiento de una nueva revolución industrial. Mientras las tres revoluciones industriales previas estuvieron asociadas a la mecanización, la electricidad y las tecnologías de la información, ellos describieron la llegada de una nueva revolución que denominaron Industria 4.0. Esta se caracteriza por la combinación de los medios de producción físicos con las tecnologías de la información, resultando en sistemas ciber-físicos en los cuales predomina la interconexión digital de objetos, máquinas, sistemas biológicos y personas por medio del internet de las cosas y los servicios.

El gobierno alemán tomó este concepto como eje principal de una nueva política de industrialización con el fin de mantener su liderazgo global en la manufactura de equipamiento industrial, y fueron Kagerman y Wahlster quienes lideraron el desarrollo de una política industrial y tecnológica que fue publicada en 2013 bajo el título de Iniciativa estratégica para la Industria 4.0. El término se viralizó y los conceptos relacionados fueron posteriormente replicados por numerosos países y organizaciones.

Para entender la importancia de la contribución detrás del concepto de Industria 4.0, en el 2020 le fue otorgado a Kagerman el Honda Prize, el cual es considerado el Premio Nobel de la tecnología.

Con motivo de la conmemoración de los 10 años de la introducción del concepto de Industria 4.0, el pasado 1 de abril, el semanario VDI Nachrichten entrevistó a Wahlster con el fin de hacer un balance a hoy y establecer lo que viene a futuro.

Wahlster reconoce como el mayor avance que los sistemas ciber-físicos basados ​​en el internet de las cosas son una realidad en las fábricas modernas de hoy y que la conectividad digital entre máquinas, herramientas y trabajadores ha avanzado, especialmente por la continua reducción de costos de los sensores y las mejoras en las conexiones inalámbricas. Sin embargo, es consciente de que la implementación de las fabricas inteligentes es aún incipiente en muchos sectores y empresas.

También resalta que las tabletas móviles, y los teléfonos, los relojes y las gafas inteligentes han creado una nueva generación de sistemas de asistencia cognitiva para los trabajadores y han aumentado significativamente la productividad, la calidad del producto, la seguridad industrial y la satisfacción laboral.

Adicionalmente, él menciona cinco nuevas megatendencias que se presentarán hacia delante: (i) continuidad de la digitalización y acceso en tiempo real a los datos, incluyendo el despliegue de redes 5G en las fábricas; (ii) despliegue de inteligencia artificial industrial, especialmente para el control de calidad mediante video, y para el mantenimiento predictivo mediante analítica de datos; (iii) desarrollo de robótica colaborativa para potenciar el trabajo en equipo entre personas y robots; (iv) despliegue de sistemas autónomos de logística, verbigracia robots, que automaticen en forma inteligente el movimiento de productos y materiales; (v) desarrollo de una infraestructura de datos abierta, segura y fiable que soporte el intercambio de información, e integre y facilite la colaboración entre los actores de la cadena de valor.

Como punto final y quizás de mayor visión futurista, menciona que como resultado de las experiencias en la pandemia se desarrollarán tecnologías que permitirán la modalidad de “home office” para la industria, que denomina el “home workbench”, donde el control, el mantenimiento y la reparación de las fábricas se pueda realizar en forma remota desde casa.

Probablemente algunas de estas megatendencias pueden sonar a ficción hoy, pero quizás eso mismo pensaron muchos en 2011 cuando se habló de la Industria 4.0, que hoy es ya una realidad.