Analistas

Innovación social disruptiva

GUARDAR

Lograr que un país, en nuestro caso Colombia, dé el salto que requiere para cerrar las brechas económicas y sociales sin alterar el medio ambiente, requiere sin lugar a dudas de innovación social disruptiva, de alta ingeniería económica y social que sin atentar contra las estructuras que sustentan el sistema actual, efectivamente lo transforme para brindar a todos los ciudadanos las mejores condiciones de vida.

Es preciso entonces entender claramente el término innovación disruptiva, para así contextualizarlo en lo económico y social. Son disruptivas las innovaciones que conllevan a la desaparición de un producto o servicio, los cuales son reemplazados por otros que los emulan o entregan mayor valor agregado y satisfacción.

Así las cosas, la innovación social disruptiva espera entregar con medios alternos respuestas eficaces y eficientes que sin entrar a cambiar frontalmente los actuales esquemas y fundamentos, permitan en virtud de un paradigma complementario, la transformación y revolución positiva a favor de toda la sociedad, que la lleve a los umbrales deseados en cuanto a desarrollo equitativo y sustentable, y además garantice la mayor felicidad posible entre todos sus habitantes.

De ahí que la innovación social disruptiva se contrapone al estatus quo, a lo que pueda parecer sostenible y defiendan sin mayor visión holística los grupos de interés y presión particulares, por lo cual replantea cartillas y consensos, al igual que el “más vale malo por conocido que bueno por conocer” o, el incrementalismo insulso que cada día hace que aumenten más nuestros atrasos y dependencias.

Conviene resaltar que cuando Clayton M. Christensen y Joseph Bower introdujeron el término tecnología disruptiva (1995), que aclaró el primero en el libro “El Dilema del Innovador” (1997), identificaron el concepto más con los cambios radicales que se originan en resultados de investigación residuales o en aplicaciones simples sin muchos seguidores, que se convierten rápidamente el líderes del mercado.

En lo social, la disrupción sucede cuando los líderes políticos emergentes fundamentados en nuevas y creativas formas de concebir y tratar determinados problemas económicos y sociales, logran romper los esquemas mentales rígidos a fuerza de argumentos razonables que no atacan el orden preestablecido, pero superan con creces los resultados alcanzados por las actuales políticas públicas.

Resulta también relevante recordar que cuando Joseph Schumpeter hablaba de “destrucción creativa” en su teoría sobre cómo el emprendimiento estimula el sistema capitalista, se refería a los beneficios de la innovación disruptiva, la cual también es aplicable a los ámbitos superiores al empresarial y más específicamente a las políticas públicas que afectan el entramado económico y social.

América Latina y por supuesto Colombia ha venido dando brinquitos loables pero insuficientes, y por qué no decirlo, en cierta medida insostenibles al seguir a raja tabla libretos agotados, sin embargo, lo peor es que nos acostumbramos a que estos brinquitos son la única alternativa posible para crecer y es más, hasta los exaltamos y seguimos con vehemencia y convertimos en gurús a sus adalides.

Por lo tanto debemos dejar atrás egos y dogmas que dificultan y complican la búsqueda, análisis, discusión y aplicación de la innovación social disruptiva, para centrarnos en lo que sea de real interés nacional y regional, pero además lo que permita develar verdades completas aun por encontrar y romper con las que están a medias y le hacen muchísimo daño a nuestro crecimiento y realización.

Para eso hay que asegurarnos de capitalizar las lecciones que nos dan las naciones más avanzadas, materializarlas a nuestro contexto e ir más allá, sin dejar de un lado nuestra cultura y principios, pero eso sí, ante todo reconociendo que podemos mejorar sustancialmente nuestro rumbo y destino, lo que requiere primordialmente de conciencia traducida en compromiso y acción resuelta, que está aún por verse.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés