Financiar la economía naranja

GUARDAR

Para tener contexto, hay que entender que el concepto de economía naranja ha venido sonando hoy en día más que en otras épocas. Pero algo en lo que también hay que hacer énfasis es que los retos más grandes que tiene la economía naranja son: el acceso a financiación y la generación de ecosistemas que le permitan a los emprendedores contar con el acompañamiento de personas con la experiencia necesaria en todas las facetas de un negocio en la parte estratégica, financiera, administrativa, tecnológica.

Para el segundo reto hay muchas iniciativas en el país, como: iNNpulsa, Endeavor, programas de la cámara de comercio, aceleradoras privadas como InQlab, Polymath Ventures entre otros. Lo que es muy importante es que empiecen a funcionar como un clúster con el que más allá de los apoyos a ciertos proyectos que logran llegar a estas plataformas se logre generar un ecosistema en el que se generen sinergias, se compartan más experiencias, los emprendedores puedan tener procesos más rápidos de aprendizaje y un ambiente que estimule la generación de ideas. Un beneficio adicional de la generación de un clúster en lugar de iniciativas aisladas es que puede atraer mayores capitales. Para el primer reto se crearon líneas que tiene activas Bancoldex como: “Exprime la naranja”, el problema es que al tener que pasar por bancos de primer piso siguen pidiendo a los empresarios garantías reales para poder acceder a los créditos.

Como la economía naranja se basa principalmente en intangibles, es importante encontrar alternativas a estas garantías que buscan las entidades financieras. Un gran ejemplo es la forma en que Marvel logró financiar sus primeras películas. Ellos lograron estructurar junto a Merrill Lynch un “non recourse debt” de US$525 millones cuyo respaldo eran 10 personajes del inventario de Marvel. Al ser “non recourse”, si Marvel no lograba pagar la deuda entregaría como pago sus 10 personajes y la deuda quedaría saldada. En Páramo hemos venido trabajando en el acceso a crédito de la línea “exprime la naranja” y al principio fue muy difícil por las razones expuestas pero afortunadamente en las últimas semanas hemos contado con acompañamiento del banco y esperamos sacarlo adelante. Sin embargo, me parece importante resaltar que hemos tenido estas dificultades a pesar de ser una empresa con un área financiera robusta y con una experiencia sólida en temas de acceso a capital, así que podemos imaginar lo difícil que es para emprendedores nuevos y de poca experiencia.

Es importante recordar que los últimos datos que se han conocido por conceptos de economía naranja son bastante relevantes en cuestión del impacto al PIB. Por ejemplo, el Dane viene de registrar que el año pasado las actividades que están detrás de este sector aportan casi $14 billones. Pero la cifra es un llamado a la atención al desarrollo de políticas públicas que fortalezcan estos negocios, pues lo que impacta la economía naranja en Colombia es menor a otros países (1,8%) como Chile o Argentina, donde el Valor Agregado Bruto nacional equivale a un aporte de 2,2% y 2,5%, respectivamente; así que hay un claro potencial de crecimiento.

Frente a los orígenes de estos ingresos a nivel local, se ve una inmensa participación de las industrias culturales como el cine y la música, el primero con crecimientos en cuestión de producción de 184% en una década. A esto se suma nuestro país como un nuevo destino en las giras de los grandes espectáculos y hasta turistas del extranjero que ven en eventos como el Estéreo Picnic una oportunidad de entretenimiento para disfrutar.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés