Analistas

¡Papás, esto es serio!

GUARDAR

Cada vez son más los informes que alertan sobre los peligros que los celulares acarrean

Los celulares no son buenos para nuestros hijos. Cada vez son más los informes y estudios científicos que alertan sobre los peligros que éstos acarrean para niños y adolescentes. Además, las voces reclamando algún tipo de solución son cada vez más influyentes y numerosas.

La semana pasada, Jana Partners y Cala Trans, dos accionistas de Apple, dieron a conocer una carta en la que le imploran a Tim Cook, el CEO de la compañía fabricante de iPhones y Ipads, y a su equipo de trabajo, tomar medidas más contundentes para proteger a los niños de las consecuencias negativas del uso del celular.

Pocos días después, uno de los columnistas de tecnología más importantes del New York Times, Farhad Manjoo, le pidió a Apple producir iPhones menos adictivos y en cambio entregarnos un aparato que podamos usar con mayor conciencia y menos frecuencia.

Al igual que los socios de Apple, Manjoo advierte que ya son sustanciales los informes que apuntan al daño que el uso del celular está ocasionando en nuestras habilidades cognitivas, psicológicas y bienestar. Ninguna adicción es buena, y menos la que golpea estos tres ejes fundamentales del desarrollo de la sociedad. Ya calculen en los niños.

Aunque estas advertencias llevan sonando tiempo, lo más preocupante, argumenta Manjoo, es que las banderas rojas las están ondeando muchísimos exempleados de compañías tecnológicas, en particular los de redes sociales.
Los humanos no estamos preparados para enfrentarnos a la sofisticada maquinaria de “interacción y persuasión que está siendo incorporada en las aplicaciones de los teléfonos”, indica Manjoo. Y si bien esto pareciera ser un problema más de las aplicaciones, las empresas de celulares podrían habilitar opciones para limitar muchas cosas.

En Colombia, exceptuando los informes periodísticos que se han publicado al respecto, que no son muy abundantes, poco se ha discutido sobre la materia.
Es cierto, tenemos un sinmundo de problemas por resolver primero, pero ello no excluye que deberíamos estar haciendo más para generar conciencia sobre este asunto, que toca de lleno el futuro de nuestra sociedad. El próximo gobierno de este país tendría que liderar esta iniciativa.

Hay muchas preguntas que debemos poner sobre la mesa para empezar a tener este debate.

¿Debería prohibirse el uso del celular inteligente en todos los colegios de Colombia? ¿Qué herramientas tiene el Gobierno para proteger a nuestros niños de esta adicción tecnológica? ¿Cómo educar a los padres de familia para que tomen conciencia de este peligro y dejen de entregarle a sus hijos celulares para tranquilizarlos y que se queden quietos? ¿Qué puede exigirle nuestro Gobierno a las empresas fabricantes de celulares y a las compañías de redes sociales para que nos ayuden a combatir el problema?

Muchos interrogantes, sí, pero no podemos seguir cruzados de brazos. Urgen más debates en las emisoras radiales, más difusión a los estudios que se han hecho al respecto, involucrar a la comunidad educativa para que actúe en conjunto en beneficio de nuestros niños, que no olvidemos, son el futuro del país.

De aquí a que en Estados Unidos se resuelva si Apple o los otros fabricadores de celulares toman medidas, o si los gigantes de las redes sociales entienden que tienen un deber ético para con la sociedad, deberíamos convertirnos en líderes de esta conversación.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés