Analistas

Innovación, innovación e innovación

Quizás lo único que los colombianos sabemos de Dakota del Norte es que de ahí proviene Wiz Khalifa, el rapero que fue duramente reprendido por el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, por haber visitado la tumba de Pablo Escobar.

Lo que seguro nadie sabe es que el estado de Dakota del Norte desarrolló el primer complejo aéreo en los Estados Unidos solo para el vuelo de drones. El parque temático Grand Sky, de 87 hectáreas, es decir más de 80 campos de fútbol, es de uso exclusivo para que empresas y el Ejército prueben estas pequeñas aeronaves antes de sacarlas al mercado.

Mientras tanto, en California, San Francisco se convertirá en la primera ciudad norteamericana que financiará por completo a aquellos residentes que quieran estudiar en los colegios comunitarios, independientemente de su condición social. Estas instituciones, muy populares en EE.UU., ofrecen dos años de licenciatura universitaria a costos más económicos.

Preocupada por sus recursos naturales, una organización sin ánimo de lucro en el estado de Hawaii, Elemental Excelerator, entrega un US$1 millón a todo ‘startup’ que desarrolle proyectos o tecnología orientada a crear una energía limpia en un 100%. De momento, 50 emprendedores se han visto beneficiados con esta iniciativa.

En la ciudad de Birmingham, estado de Alabama, los dueños de la flamante plazoleta de comidas Pizitz habilitaron un espacio libre de alquiler para que jóvenes y nuevos restauranteros de la ciudad puedan ofrecer sus apuestas culinarias al público. La generosa oferta, que dura de cuatro a seis meses, se va rotando.

En Arkansas, la tierra de Bill Clinton y Johnny Cash, la gobernación habrá llevado, para mediados de año, internet de alta velocidad a todos los colegios. Es decir, a 600.000 estudiantes. Por si fuera poco, el siguiente plan apunta a ponerle Wi-Fi a los buses de las escuelas.

A 2.300 kilómetros al oeste, en Utah, el Instituto en Emprendimiento Lassonde, acaba de inaugurar una residencia para 400 estudiantes que funciona como un incubadora de negocios. En el lugar donde duermen los muchachos se creó un ambiente de permanente emprendimiento en el que hay clases, talleres, competencias y mucho ‘networking’.

En Nevada, un estado constantemente sacudido por la sequía, el Instituto de Investigaciones del Desierto, en alianza con una empresa de drones, desplegó recientemente una flota de éstos para provocar lluvia en las nubes. Estos son algunos de los 52 ejemplos que una revista estadounidense reveló sobre la innovación que se está cocinando en EE. UU. en 2017.     

 Si bien nosotros estamos muy lejos de llegar a esos niveles de innovación, da tristeza ver cómo nuestro país se consume en el odio y como seguimos eligiendo a unos políticos, fiscales y empresarios más preocupados en ver cómo se roban la plata que en hacer crecer al país.

Y así se nos van pasando las oportunidades. Se encuentra ahora mismo en Colombia el United World Colleges, un movimiento educativo global que ha aglutinado a algunas de las mentes más brillantes del planeta. Nelson Mandela fue su presidente.

Y está aquí en busca de financiación para abrir su primer colegio pre-universitario en América del Sur, la única región mundial donde no hay un UWC. Solo hay 17 en el mundo.

Ojalá aparezcan varios empresarios, sin importar la región, con mente amplia y visionaria, que le apuesten a un concepto educativo que aglutina a jóvenes brillantes, de todos los estratos, de todo el planeta. Estas son de esas oportunidades que no podemos perder.