.
Analistas 11/12/2021

Errores comunes en mktg (y 3)

Carlos Fernando Villa Gómez
Consultor de Mercadeo

• Para mercadeo cualquiera sirve, pues todos somos clientes. Es de los más frecuentes y responsables de lo que se está viviendo en el mercadeo del mundo, pues, como tantas veces se ha dicho a marketing está llegando mucha gente que no está preparada ni con el perfil adecuado y necesario, y durante esta pandemia se ha visto. Quien guía las acciones debe tener preparación y un perfil determinado y adecuado. Hay directivos que piensan que un seminario, un curso o una especialización son suficiente. En general, un mercadólogo debe ser una persona con liderazgo, poseedor de mente abierta, humanista, con capacidad de síntesis, facilitador, analista, sociable, comunicador, seguro de si mismo, autodidacta permanente, integrador, conciliador y gran visionario. Muchos no cumplen con este perfil básico, y eso hace que se presenten tantas situaciones de conflicto en las organizaciones, y, por ende, otro error que parece inmortal.

• Conocemos muy bien nuestra competencia. Para la mayoría de las personas que trabajan en las áreas de mercadeo parece ser muy sencillo hablar de la competencia, y hasta hacen una lista de las empresas que la componen. Curiosamente, la gran mayoría de esas listas casi nunca presentan competidores indirectos, y menos aquellos que hoy son más frecuentes: ¡los invisibles!, que muy pocos parece ser que entienden, y son quizá los más peligrosos, sobre todo durante este tiempo pandémico. Todavía hay quienes dicen y creen no tener competencia sin caer en la cuenta de que son muchas las alternativas que existen en la web para resolver necesidades y deseos de los mercados. El mundo digital ha hecho crecer los competidores invisibles.

• Servicio al cliente excelente es lo que se necesita. Este es otro de los grandes pecados y falacias, además de la confusión que se aprecia sobre lo que es. El servicio siempre ha sido, es y será muy importante, al igual que el precio y que los otros elementos de la mezcla en circunstancias como las que se viven actualmente, y en especial desde la aparición de tantos textos sobre la que dieron inicio a lo que muchos llamaron “la revolución” del servicio”, haciendo que se confunda con atención, regalos y servilismo. Es de verdad algo sobre valorado y poco comprendido, digno de ser tenido en cuenta como otro de los errores que parecen haber alcanzado la categoría de inmortales, y que nos lleva a enumerarlo en este listado para ser tenido muy presente.

• ¡Aprovechemos el buen nombre para lanzar más productos y ganar mercado! La extensión de línea parece ser un común denominador de empresas que son exitosas, porque, como dicen Trout y Ries, están convencidas de que un buen nombre “estira” como si fuera de caucho, haciendo que se pretenda ser todo para todos. Ha sido, es y será imposible que se pueda ser varias cosas al mismo tiempo en las mentes, que no es lo mismo que posibilitar varios usos de lo que se ofrece; es tal vez de lo más complicado de comprender, en buena parte porque generalmente, cuando se extiende línea (o marca) los resultados iniciales pueden ser positivos, pero con el transcurrir del tiempo comienza a borrarse de las mentes la claridad existente, por ser varias cosas al tiempo, para terminar en el mediano plazo completamente debilitada, lo que genera una pérdida de lo que era fuerte, y una debilidad no superada en lo que se inicia. La extensión de línea será exitosa en muy pocos casos.