Analistas

Ayudas directas para el pago de la nómina empresarial

GUARDAR

Anif

Con la colaboración de Mauricio Santa María S. presidente de Anif ; Carlos Felipe Prada L. y  Ekaterina Cuéllar K.

La emergencia económica generada por el covid-19 llevó a que el Gobierno adoptara diversas estrategias para mitigar los efectos negativos sobre hogares y empresas. Por ejemplo, para los hogares destacan: (i) los giros adicionales para beneficiarios de Familias en Acción, Adulto Mayor y Jóvenes en Acción; (ii) la aceleración de la devolución del IVA; y (iii) la implementación de un giro solidario para los hogares que no fueron beneficiarios en las dos primeras estrategias. Medidas acertadas y que demuestran una correcta comprensión del problema.

Nótese cómo, si bien esas mayores transferencias representan un importante esfuerzo fiscal por cerca de $2,5 billones, los recursos resultan insuficientes para compensar las pérdidas de ingreso laboral de los hogares vulnerables, las cuales, según nuestros cálculos, alcanzaron cerca de $6 billones (entre marzo y abril) y podrían ascender a $12,5 billones de prolongarse el aislamiento hasta fin de mayo. Por esto, vemos que aún hay espacio para construir una política más amplia de transferencias.

En el caso de las empresas, se destaca: (i) la suspensión parcial de los aportes a pensión de los empleadores y trabajadores por dos meses; (ii) la aceleración de la devolución de saldos a favor de los impuestos de IVA y renta; (iii) la capitalización del FNG para ofrecer garantías hasta por el 90% de los créditos de las Mipymes; y (iv) nuevas líneas de crédito, a través de Bancóldex o Findeter.

A pesar de estos esfuerzos, las empresas (99% Mipymes) insisten en las dificultades para cubrir sus obligaciones de pago, incluidos los costos de nómina. Así lo revela la más reciente encuesta de Fenalco, la cual muestra que:
(i) 32% de comerciantes no sabe cómo pagar nómina de abril

(ii) 29% de los comerciantes piensa reducir entre 50% y 75% el número de colaboradores, 19% en más de 75% y 31% cerrará

(iii) 52% de los comerciantes reportó que se agotó el flujo de caja y 28% indica que le alcanzará solo hasta final de este mes.

Esos resultados van en línea con encuestas, como la de la Andi a mediados de abril, en la que se mostró que las empresas afiliadas tienen liquidez para cubrir solo 53 días de nómina o 46 días si se incluyen las prestaciones sociales, asumiendo la suspensión del resto de obligaciones (como arriendo o deudas).

Es decir, el problema es serio y hay que buscarle soluciones expeditas.
Es muy importante recordar que las Mipyme generan cerca de 80% del empleo en el país, es decir, son la principal fuente de ingresos para los hogares, especialmente para los de niveles de ingresos bajos y medios. A esto se le agrega que en el país aún no existe un plan o programa que indique cuáles serían los mecanismos de ayuda directa para la clase media, teniendo en cuenta que se necesitan urgentemente políticas que eviten las pérdidas masivas de empleo y de ingresos en los hogares.

Por esa razón, profundizamos sobre la implementación de un mecanismo de alivio directo para el pago de la nómina empresarial, lo cual tiene la doble finalidad de: (i) darles un verdadero apoyo a las empresas; y (ii) evitar mayores pérdidas de empleo.

Mecanismo de alivio

Gobiernos de varios países están ofreciendo alivios a la nómina empresarial y cabe mencionar los casos de: (i) Canadá, con un subsidio hasta por US$625/semana por trabajador (equivalente a 1,5 salarios mínimos semanales) por 12 semanas, para las empresas que mostraron caídas en su utilidad bruta de al menos 30% anual en marzo-abril; (ii) Dinamarca, con subsidios al salario hasta de 75% para las empresas que tengan riesgo de despedir al 30% de su nómina (o a 50 personas); (iii) Polonia, con subsidios al salario hasta de 40%, para empresas con una baja en sus ventas de 25% anual; y (iv) EE.UU., con préstamos condonables, si 75% de los recursos se utiliza para pagar nómina, para empresas con máximo 500 empleados. Estos alivios están sujetos al compromiso de no despedir empleados y mantener salarios.

En el caso de Colombia, creemos que el Gobierno debe diseñar un mecanismo de alivio directo a la nómina de las Mipyme, a través de préstamos con tasas muy bajas, períodos de gracia y con largos períodos de amortización (15 años).

El mecanismo que proponemos está enfocado únicamente al pago de nómina y permitiría cubrir el salario (o una parte importante), por lo menos de un mes, de trabajadores que devenguen entre 1SML y 2SML de las empresas más afectadas. Los montos por financiar serían verificables a través de la Plantilla Integrada de Liquidación de Aportes (Pila), con información sobre el número de empleados y los ingresos base de cotización antes y después.

El acceso a este mecanismo estaría sujeto a: (i) pertenecer al segmento Mipyme y a los sectores más afectados (comercio, restaurantes, entretenimiento, peluquerías, etc) y tener bajas en ventas de al menos 30% anual en el último mes, y ii) comprometerse a no despedir trabajadores por el tiempo que reciba el alivio.

Según la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH) de 2019, las Mipyme emplean a cerca de 8,8 millones de asalariados, de los cuales 61% devenga entre 1-2SML (5,4 millones). Estos serían a quienes aplicaría el programa.

Teniendo en cuenta esto, los recursos requeridos serían de $5,7 billones/mes. Lo anterior complementaría la propuesta relacionada con la implementación de una Renta Básica Semi Universal por una única vez, para mitigar la pérdida de ingreso laboral.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés